Mostrando 2 resultados

Descripción archivística
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Década de 1980
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Ver :

Colección Revista Humor Registrado

  • AR-ANM-RH
  • Colección
  • 1978 junio - 1999 octubre

La revista Hum® fue editada entre el 1 de junio de 1978 y el 18 de octubre de 1999 por ediciones de La Urraca y dirigida por Andrés Cascioli, siendo su jefe de redacción Tomás Sanz y su secretario de redacción Aquiles Fabregat. De humor gráfico político, la publicación sobresalía por la caricatura que ilustraba su tapa, que se constituyó en una marca identitaria, a cargo del mismo Cascioli, con participación de Carlos Nine. La revista comenzó siendo mensual pero luego pasó a ser quincenal.
En 1978 el número de ejemplares vendidos fue de 156.238. Poco después del número 24, editado en diciembre de 1979, la revista comienza a aumentar en forma importante la cantidad de ejemplares vendidos por edición finalizando el año con un total de 565.947. A partir de ese momento el incremento de las ventas es progresivo, hasta alcanzar los 2 millones de ejemplares anuales en 1980 y más de 4 millones en 1982. Durante la dictadura, la revista y su director atravesaron más de 40 juicios por calumnias e injurias, siendo también objeto de censura. A partir de 1984, la situación de las ventas tomó un sentido inverso, con una abrupta caída en 1985, año de recesión económica en donde se implementa el plan “Austral”. Entonces se pasó de 4.893.592 a 1.857.658 ejemplares vendidos, cifra que se mantuvo con pocas variaciones en los siguientes dos años.
Participaron de la empresa editorial reconocidos humoristas gráficos e historietistas como Horacio Altuna, Alberto Breccia, Eduardo Omar Camilongo (Ceo), Aquiles Fabregat (Fabre), Roberto Fontanarrosa, Tabaré Gómez Laborde (Tabaré), Alfredo Grondona White, Jorge Meijide (Meiji), Pedro Penizzotto (Peni), Miguel Repiso (Rep), Cristobal Reynoso (Crist), Carlos Trillo, entre tantos otros. Además entre sus colaboradores se contaron periodistas y escritores tales como Carlos Abrevaya, Aída Bornik, Alejandro Dolina, José Pablo Feinmann, Miguel Grimberg, Gloria Guerrero, Mona Moncalvillo, Hugo Paredero, Sandra Russo, Jorge Sábato, Moria Soto, Carlos Ulanovsky. Se destacaron las investigaciones de Héctor Ruiz Núñez, Enrique Vázquez y Horacio Verbitsky.

Argentina. Archivo Nacional de la Memoria (ANM)

Fondo José Federico Westerkamp

  • AR-ANM-JFW
  • Fondo
  • 1918-2014

Esta colección contiene documentos personales y de la vida profesional y política de José Federico Westerkamp, principalmente aquellos vinculados a su participación en distintos organismos defensores de los derechos humanos, como APDH, CELS o el Movimiento por la Vida y la Paz. Se encuentran en la misma los recursos de amparo presentados en favor de su hijo Gustavo, fotografías, correspondencia, publicaciones periódicas, recortes de diarios, y artículos científicos (algunos de su autoría) sobre temas de física y energía nuclear.
José Federico “Pipo” Westerkamp nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 1918. En 1949 obtuvo su doctorado en Física y Química en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Buenos Aires y más tarde una Maestría en Ciencias Fisicomatemáticas. Como científico se especializó en trabajos realizados con microondas, fue pionero de los estudios sobre el uso del láser en Argentina y Estados Unidos y siempre bregó por el uso pacífico de los diferentes tipos de energía. Perteneció al grupo de científicos al que en la primera mitad de la década de 1950 se conoció como el "Círculo Filosófico". Además, fue miembro de la Asociación de Física Argentina y de la Sociedad Científica Argentina. Junto a su esposa Ángela “Angelita” Muruzábal -Doctora en Química con diploma de honor y medalla de oro, docente universitaria en la Facultad de Medicina de la UBA y una de las fundadoras en 1955 de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)- emigró a Estados Unidos, donde ambos se dedicaron a la docencia universitaria y a la investigación.
Su militancia y la de su esposa en el campo de los Derechos Humanos comenzó el 19 de octubre de 1975 cuando su hijo Gustavo, militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP), fue secuestrado y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) cuando concurrió al Regimiento de Patricios a practicarse la revisación previa a la entrada al servicio militar obligatorio. Luego de ser torturado durante dos días en dependencias de la Superintendencia de Seguridad Federal, comenzó el 21 de octubre de 1975 un recorrido por las cárceles de Villa Devoto, Sierra Chica, La Plata y Rawson, siempre sin cargos en su contra ni debido proceso judicial. Entre 1975 y 1976 Pipo y Ángelita estuvieron entre los miembros fundadores de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas (Familiares). En 1979 participaron también de la fundación del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS). Westerkamp mismo fue arrestado dos veces: en 1981-junto a otros miembros de la Comisión Directiva de la institución- tras el intento de la Junta Militar por destruir el CELS, y luego en ese mismo año después de haber criticado a la Justicia Federal de Rawson por el mal trato a los detenidos en el penal de dicha ciudad chubutense.
Fue la primera persona en compilar un listado de científicos presos o secuestrados y luego desaparecidos durante la dictadura y distribuirlo en el extranjero. Colaboró en la confección de los primeros listados de detenidos-desaparecidos, en la presentación constante de habeas corpus, en la distribución del Informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tras la visita que realizó a Argentina en septiembre de 1979 y fue también uno de los pocos varones en acompañar las marchas de los jueves de las Madres de Plaza de Mayo desde el comienzo de esa actividad militante. Aprovechando sus contactos académicos y profesionales, el matrimonio colaboró permanentemente con las organizaciones de solidaridad con Argentina que operaban en los Estados Unidos durante la dictadura.
Tras siete años como preso político, Gustavo fue puesto en libertad vigilada el 19 de septiembre de 1982 y comenzó a militar en la APDH. Padre, madre e hijo comenzaron a dedicar todos sus esfuerzos a la ayuda a las y los presos políticos que comenzaban a ser liberados o a las familias más necesitadas de los que aun continuaban presos. Westerkamp fue fundador además del Movimiento por la Vida y por la Paz (MOVIP) y en 2012 fue reconocido como Personalidad Destacada de la Ciencia y los Derechos Humanos por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ángela Muruzábal de Westerkamp falleció el 20 de enero de 2012 y José “Pipo” Westerkamp el 27 de febrero de 2014.

Westerkamp, José Federico