Mostrar 155 resultados

Registo de autoridade
Pessoa singular

Rosas, Carlos Jorge

  • Pessoa singular
  • Sin fecha-1969 octubre 10

En 1953, siendo militar del arma de Ingenieros y ostentando el grado de coronel, Rosas fue enviado a cursar estudios a la Escuela Superior de Guerra y Estado Mayor de Francia durante un período de dos años. Fue uno de los primeros militares en viajar, lo que lo convirtió a porteriori en un nexo importante entre los altos mandos militares argentinos y franceses y en uno de los principales agentes de la difusión de la Doctrina francesa de la Guerra Revolucionaria en Argentina. Posteriormente, fue Subdirector de la Escuela Superior de Guerra del Ejército Argentino. Allí colaboró estrechamente con el teniente coronel Manrique Miguel Mom, quien también había participado de los cursos en Francia. Como Jefe de Operaciones del Estado mayor impulsó la operación "Hierro Forjado", vinculada a la implementación de los principios de la guerra contrarrevolucionaria francesa en la Argentina. Posteriormente, integró el sector "Azul" del Ejército en el marco del conflicto entre "Azules" y "Colorados", que finalizó con el triunfo de los primeros. Fue parte del Comando del II Cuerpo de Ejército hasta que fue relevado por el general Juan Carlos Onganía en 1964. Luego de su retiro fue embajador en Paraguay durante el gobierno del radical Arturo Illia (1963-1966) y cabeza del Movimiento de Defensa del Patrimonio Nacional (MODEPANA). Su apoyo al levantamiento conocido como el "Cordobazo", en mayo de 1969, le valió ser sancionado con 80 días de arresto.

Vucetich, Juan

  • Pessoa singular
  • 1858 julio 20-1925 enero 25

Nació en la isla de Lesina, en territorio del Imperio Austro-Húngaro (dentro de la actual Croacia), el 20 de julio de 1858. Emigró a la Argentina en 1884. Inicialmente ingresó a la Policía de la Provincia de Buenos Aires como meritorio y en el año 1888 se le encargó la oficina de Estadística. En 1891, asumió como Director de la Oficina Dactiloscópica de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, cargo desde el que desarrolló el método de identificación de personas a través de las huellas digitales que posteriormente sería aplicado en todo el mundo. En el marco de este trabajo, publicó en 1893 el libro Instrucciones Generales para la Identificación Antropométrica y en 1904 Dactiloscopia Comparada. El Nuevo Sistema Argentino. La primera puesta en práctica de su método dactiloscópico fue realizada en 1894 por el comisario inspector Eduardo Álvarez, quien la implementó para resolver un crimen cometido en la ciudad de Necochea, Provincia de Buenos Aires. El 29 de enero de 1908 se lo reconoció como "Perito identificador". En 1911, mediante la Ley 8129/11, se adoptó el Sistema dactiloscópico Argentino para el Enrolamiento y Régimen Electoral. En el año 1915 se le encargó la creación de un Registro General de Identificación Dactiloscópica de la Provincia de Buenos Aires, formalizándose por Decreto de julio de 1916. Además, Vucetich fue fundador de la Biblioteca Central de Policía y de la Sociedad de Socorros Mutuos, entidad que también presidió; promovió la creación de la Banda de Música de dicha Fuerza de Seguridad y de la Fundación "Gota de Leche" para ofrecer a los hijos de agentes de policía leche y galletas.
Vucetich donó su biblioteca y archivo personales a la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional de La Plata, los cuales sirvieron de base para fundar el Museo Vucetich y el Instituto de Identidad Provincial.
Los últimos años de su vida se instaló en la ciudad de Dolores, Provincia de Buenos Aires, donde falleció en 1925. El 24 de septiembre de 2014 se le otorgó post mortem la designación de Comisario General Honoris Causa.

Díaz Bessone, Ramón Genaro

  • Pessoa singular
  • 1925 octubre 27-2017 junio 03

Nacido en la Provincia de Mendoza el 27 de octubre de 1925, Díaz Bessone fue uno de los grandes propagadores de la Doctrina de Guerra Contrarrevolucionaria en la Argentina en el contexto de la Guerra Fría. Con el rango de general de división, fue designado interventor federal de la provincia de Mendoza durante los últimos meses de la dictadura del general Alejandro Agustín Lanusse.
Durante la dictadura de 1976-1983 fue Jefe del II Cuerpo de Ejército con asiento en Rosario y de la Zona de Defensa 2 hasta octubre de 1976, cuando la Junta Militar encabezada por el general Jorge Rafael Videla lo designó como ministro de Planeamiento, cargo en el que se desempeñó hasta diciembre de 1977. Desde su rol al frente del II Cuerpo de Ejército tuvo a su cargo la organización de la represión en un amplio territorio que incluyó, entre otras, a la Provincia de Santa Fe y, en particular, a la ciudad de Rosario.
Condenado por su responsabilidad en los crímenes de la última dictadura, Díaz Bessone fue beneficiado por el indulto que otorgó el ex presidente de la Nación Carlos Menem.
Díaz Bessone escribió diversos libros vinculados a la temática contrainsurgente, entre los que destacan Guerra Revolucionaria en la Argentina 1959-1978, Las ideas políticas en la herencia histórica de la Argentina hasta 1810 y Testimonio de una década. Fue, además, uno de los impulsores de la Fundación Argentina Año 2000 y dirigió el Círculo Militar durante la década de 1990. Allí protagonizó un hecho que alcanzó notoriedad pública al expulsar de la entidad al general Martín Balza, entonces Comandante en Jefe del Ejército, por la autocrítica que este realizara respecto al accionar de las Fuerzas Armadas durante el período 1976-1983.
En el documental Escuadrones de la muerte. La escuela francesa (2009), realizado por la periodista francesa Marie-Monique Robin, admitió haber recurrido a la tortura como técnica para extraer información de las y los detenidos.
Luego de la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, Díaz Bessone fue juzgado por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar en el marco de la causa "Díaz Bessone" (ex "Feced"), que investigó crímenes cometidos en la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.
Falleció a los 91 años mientras cumplía el arresto domiciliario.

Frondizi, Arturo

  • Pessoa singular
  • 1908 octubre 28-1995 abril 18

Nació en Paso de los Libres, Provincia de Corrientes, el 28 de octubre de 1908. Hijo de inmigrantes italianos, tuvo catorce hermanos, entre los que destacaron Silvio y Risieri, el primero sociólogo y militante político y el segundo filósofo y rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Abogado y dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR), Arturo Frondizi fue electo diputado nacional por la Ciudad de Buenos Aires en 1946. En los comicios de 1951 fue candidato a vicepresidente de la UCR como compañero de fórmula de Ricardo Balbín. En esa ocasión serían derrotados por la fórmula del Partido Peronista, integrada por Juan Domingo Perón y Juan Hortensio Quijano. En 1954 publicó el libro Petróleo y Política, donde se esbozaba algunos postulados de la corriente desarrollista. Posteriormente, durante el primer tramo de su presidencia, intentaría plasmar algunas de estas ideas junto a su asesor económico Rogelio Frigerio.
Su oposición a la dictadura de Aramburu derivó en la conformación de la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) y en la concreción del pacto Perón- Frondizi que le permitió llegar a la cabeza del Poder Ejecutivo Nacional en las elecciones presidenciales de 1958. Fue presidente de la Nación Argentina entre el 1° de mayo de de 1958 hasta su derrocamiento a través del golpe de Estado del 29 de marzo de 1962, cuando fue recluido como prisionero en la Isla Martín García. Durante su mandato se derogó la Ley de Residencia y se impulsaron distintas leyes, entre las que destacaron la de Amnistía de los presos políticos, la Ley de Asociaciones Profesionales y la de Educación Superior (esta última originó el conflicto "laica o libre", en el que distintos sectores se movilizaron a favor y en contra de la implementación de la enseñanza privada).
La gestión de Frondizi estuvo atravesada por momentos de elevada conflictividad política y social que involucraron principalmente a trabajadores y estudiantes. En particular, las huelgas de los trabajadores petroleros fueron el disparador para que Frondizi decretara la ejecución del Plan Conintes (Conmoción Interior del Estado), de manera secreta en noviembre de 1958 y pública a partir de marzo de 1960. Entre otras cuestiones, la puesta en marcha de dicho plan supuso la implementación de la jurisdicción militar sobre los manifestantes. Conintes considerado un antecedente fundamental del accionar de las fuerzas armadas como garantes del orden interno y, como tal, del terrorismo de Estado que sobrevendría en la Argentina en las décadas posteriores.
En lo que hace a política exterior, Frondizi intentó el acercamiento al presidente de Estados Unidos John F. Kennedy y mediar en el conflicto con Cuba, reuniéndose inclusive con Ernesto "Che" Guevara. Ya derrocado, su intención de promover la integración del peronismo lo alejó de la UCRI y lo llevó a fundar el Movimiento de Integración y Desarrollo en 1964.
Falleció en Buenos Aires el 18 de abril de 1995.

Pujadas, Mariano

  • Pessoa singular
  • 1948 junio 14-1972 agosto 22

Grand D’Esnon, Henri

  • Pessoa singular
  • Sin fecha

El 11 de febrero de 1960 se firmó en Buenos Aires una serie de acuerdos entre los gobiernos de Francia y Argentina para instalar una misión militar francesa en el segundo país. Entre los instructores enviados, que viajaron junto a André Demetz, jefe del Ejército francés, se encontraba el teniente coronel Henri Grand d’Esnon, quien tuvo a su cargo el adisestramiento de oficiales y suboficiales del Ejército Argentino en los principios de la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarrevolucionaria, sintetizados a partir de las guerras de Indochina (1946-1954) y Argelia (1954-1962). Viajaban con él, también en calidad de instructores, el capitán Carron de la Carrière y el coronel Philibert. Además de su actvidad como instructor, Grand D'Esnon se abocó también a la redacción de un conjunto de artículos que serían publicados en la Revista de la Escuela Superior de Guerra durante 1960. Uno de ellos, producto de un discurso pronunciado el 26 de mayo de 1960 en la Escuela Superior de Guerra, se publicó bajo el título "Guerra subversiva” en Julio de 1960 en el número Nº 338 de la revista, y es considerado por su contenido e influencia posterior un texto de inflexión a nivel doctrinario.

de Naurois, Patrice

  • Pessoa singular
  • Sin fecha

En 1957, el Coronel Patrice de Naurois fue reclutado como asesor del Ejército Francés en la Argentina con el objetivo de instruir a militares argentinos en los principios de la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarrevolucionaria, sintetizando su aprendizaje durante las guerras de Indochina (1946-1954) y Argelia (1954-1962). A principios de 1958 dictó un curso en la Escuela Superior de Guerra que fue publicado con posterioridad en la revista de esa institución. Posteriormente, el 18 de mayo de 1960 recibió el título de oficial de Estado Mayor honoris causa. Una vez finalizada la misión oficial, de Naurois se quedó residiendo en la Argentina.

Badie, François Pierre

  • Pessoa singular
  • Sin fecha

Teniente Coronel del Ejército Francés. En 1957 fue reclutado como asesor militar por el Ejército Argentino. En este marco, se encargó de adiestrar a los militares del país en los postulados la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarrevolucionaria en base a las conclusiones obtenidas a partir de su accionar en las guerras de Indochina (1946-1954) y de Argelia (1954-1962)
En el transcurso de 1958 dictó una serie de cursos en la Escuela Superior de Guerra. El 17 de noviembre de 1959 recibió el título de Oficial de Estado Mayor honoris causa del Ejército Argentino con motivo de los servicios prestados en la formación de la lucha contrarevolucionaria. En este contexto, y muy especialmente durante todo el año 1958, Badie publicó en la Revista de la Escuela Superior de Guerra una serie de artículos vinculados a los temás más diversos, entre los que se destacan "La Guerra Psicológica" y "la Protección de Fronteras". Su rol de asesor corresponde a los años 1957-1959.

López Aufranc, Alcides

  • Pessoa singular
  • 1921 septiembre 04-2015 abril 26

Siendo Teniente Coronel del Ejército Argentino, Alcides López Aufranc fue uno de los primeros militares en viajar a la Escuela Superior de Guerra y Estado Mayor de Francia para recibir adiestramiento en los postulados de la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarrevolucionaria. Esto le permitió convertirse, a posteriori, en un nexo importante entre los altos mandos militares argentinos y franceses. Al mismo tiempo, se constituyó en uno de los grandes propagadores de la Doctrina Francesa de la Guerra Contrarrevolucionaria, en auge en el contexto de la temprana Guerra Fría y cuyos postulados se forjaron a partir de la experiencia de los militares franceses en las guerras de Indochina (1946-1954) y Argelia (1954-1962). En los primeros años de la década de 1960 presidió el Comité de Lucha contra la Expansión Comunista, luego de la Primer Conferencia de Ejércitos Americanos, la cual tuvo lugar en 1960. También estuvo al frente del primer curso de Guerra Contrarrevolucionaria que se dictó en la Escuela Superior de Guerra de la Argentina. Del mismo modo, tuvo una intensa participación en la implementación del Plan de Conmoción Interna del Estado (CONINTES), desarrollado durante la presidencia constitucional de Arturo Frondizi (1958-1962. Entre los años 1962-1963 participó del enfrentamiento al interior del Ejército entre "azules" y "colorados" como miembro del primero de los bandos en pugna. Luego, participó en la represión del "Cordobazo" en 1969 y en la represión conocida como "Viborazo" durante 1971. En 1973 se retiró del Ejército y se vinculó al sector empresario a través del Presidente de Acindar José Alfredo Martinez de Hoz. en 1975, a instancias de este último, encabezó la represión de los trabajadores y trabajadoras de la empresa en la localidad de Villa Constitución, provincia de Santa Fe. A partir de 1976, en plena dictadura cívico-militar fue convocado y asumió la presidencia de la empresa Industria Argentina de Aceros SA (Acindar), donde funcionó un centro clandestino de detención en el que fueron secuestrados y torturados dirigentes sindicales del establecimiento, desempeñando el cargo hasta 1992.

González Gartland, Carlos A.

  • Pessoa singular
  • 1931-2021

Carlos González Gartland nació el 5 de julio de 1931 en la Ciudad de Buenos Aires. Su padre era empleado en el Banco Hipotecario Nacional y fue fundador de su Sindicato de Empleados; su madre, de ascendencia irlandesa, era hija de una connotada familia argentina. Cursó sus estudios primarios en la Sociedad Alemana “Germanio Schulle” ubicada en Ecuador 1158-68, Ciudad de Buenos Aires. González Gartland cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional N°6 Manuel Belgrano, donde intervino en la fundación del Centro de Estudiantes. En junio de 1946, a los 15 años, influenciado por las ideas socialistas de su madre que era miembro de la Mesa Directiva de la Federación Socialista de Capital Federal, se afilió a la Juventud Socialista. Su primer empleo fue en el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Socialista Argentino (PSA), al que se afilió al cumplir la mayoría de edad. En 1949 julio 22 obtuvo un nombramiento como Auxiliar Mayor de Sexta Categoría de la Fiscalía del Crimen Nº3 de la Capital Federal. Al tiempo que estudiaba inglés en la Asociación Argentina de Cultura Inglesa, terminó de manera libre el quinto año del colegio secundario y luego rindió examen de ingreso a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Mientras comenzaba su militancia gremial, en el trabajo fue ascendido a la categoría de escribiente y luego a la de Oficial Primero, sin ser todavía abogado. En la Universidad militaba, por el socialismo, en el Centro de Estudiantes de Derecho y Ciencias Sociales cuando en 1954, durante una huelga de estudiantes organizada por la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), fue arrestado en un acto con incidentes que tuvo lugar en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería y permaneció detenido por cinco meses a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) en el Cuadro Quinto de la Cárcel de Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires. Políticamente, González Gartland era partidario del derrocamiento por el uso de la fuerza del gobierno democrático del General Juan D. Perón. Apenas después del Golpe Militar del 16 de septiembre de 1955 autodenominado Revolución Libertadora en 1955, participó de la toma de la Facultad de Derecho de la UBA y pasó a ser miembro de la Junta de Gobierno de dicha Facultad junto a Mariano Grondona, Guillermo O´ Donnell, Santiago Bullrich y Jorge Andrés Gartland. Molesto por el apoyo acrítico del PSA al golpe militar y por su falta de comprensión del fenómeno peronista en 1956, pide sin éxito la renuncia y expulsión de sus principales referentes. Faltándole tres materias para recibir el título de abogado, en 1957 ascendió a Oficial Primero de Justicia, se recibió de escribano -sin ejercer- y lo designaron Secretario del Juzgado Federal del Territorio Nacional de Santa Cruz, adonde marchó a vivir alejándose de la actividad política debido al aislamiento en que se hallaba. Cuando en 1958 mayo 01 Santa Cruz se convirtió en provincia, pasó a ocupar el cargo de Secretario Único de su Juzgado Federal. En 1961 regresó a Buenos Aires y comenzó a trabajar como Secretario en el Juzgado Federal Nº 3 ocupándose principalmente de la instrucción de diferentes casos. Encontró que el PSA se había dividido en tres facciones por lo que decidió no reafiliarse. Influenciado por las ideas de la Revolución Cubana, se convirtió en miembro fundador y Secretario General de la Asociación Argentina por la Libertad de Puerto Rico, una Asociación Civil sin fines de lucro que bregaba por la independencia de Puerto Rico de los Estados Unidos. Cuando el 29 de agosto de 1963 se produce el asalto al Policlínico Bancario en la Ciudad de Buenos Aires su vida comenzaría a cambiar. La causa, compuesta de treinta y cuatro cuerpos, cayó en manos del juez Federal Jorge Aguirre previa instrucción del juez subrogante Horacio Rébori a través de la Secretaría de González Gartland. Al indagar y tomar declaraciones éste conoce a la mayoría de los acusados y a sus abogados defensores, Eduardo Luis Duhalde y Rodolfo Ortega Peña. Con los guerrilleros-especialmente con Jorge Caffatti- intercambió experiencias sobre la vida carcelaria y discutió de política, comenzando a entender a través de estas charlas las opciones político-militares de ciertos sectores del peronismo y el nacionalismo revolucionario. Con sus abogados mantuvo largas charlas sobre Derecho Penal y aprendió del compromiso con que actuaban los defensores de presos políticos y gremiales. Estos hechos lo llevaron a tener una crisis personal respecto a su posición dentro del sistema judicial, ya que consideraba que servía a una justicia que representaba intereses de clases antagónicos a los de su ideología, según sus propias declaraciones. En 1964 septiembre renunció a su cargo, pasó a ejercer la abogacía compartiendo estudio con el Doctor Horacio Vivas y se dedicó, en un principio, a la defensa de presos comunes alojados en la Cárcel de Villa Devoto y sus recomendados. El abogado y amigo personal Jorge Andrés Gartland, por entonces Administrador de la Aduana de Buenos Aires, le ofreció trabajo en ese organismo donde se desempeñara como Asesor en su Departamento Contencioso-Administrativo entre octubre de 1965 y el 28 de junio de 1966, cuando renunció en oposición al Golpe de Estado contra el presidente Arturo Illia comandado por el General Juan Carlos Ongania. Su renuncia fue aceptada pero, por influencia del entonces Secretario Legal y Técnico de la Presidencia de Ongania, Roberto Rot, compañero de militancia de su época universitaria, no fue exonerado de la Administración Pública. Apenas consumado el Golpe, González Gartland comenzó su actividad como abogado defensor de presos políticos, siendo su primer caso el de treinta y cuatro estudiantes de Arquitectura de la UBA detenidos. En 1970 diciembre y desde su condición de socio de la Asociación de Abogados de Buenos Aires reclamó -junto a un grupo de colegas pertenecientes a la línea interna Frente de Abogados de Buenos Aires- para que esta actúe ante el secuestro y desaparición del abogado defensista, miembro del equipo jurídico de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH) y militante del Partido Comunista (PC) Néstor Martins y su cliente Nildo Centeno. Desde el 3 de septiembre de 1971 comenzó a militar en la Asociación Gremial de Abogados de la Capital Federal (AGA), La Gremial, una organización que nucleaba a abogados de diversas corrientes ideológicas-principalmente peronistas de izquierda- que actuaban como laboralistas y defensores de presos políticos y gremiales creada a instancias de Ortega Peña, Duhalde, Mario Hernández y Roberto Sinigaglia, con quienes luego compartiría militancia en la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU). En La Gremial, González Gartland llegaría a ocupar, en 1972 y por un año, el puesto de Secretario General. En su estudio particular, ubicado en Libertad 420, Piso 1, Ciudad de Buenos Aires, cobraba sumas más altas que la media, aclarando a sus clientes que el 50% de lo pagado se destinaba a la defensa de presos políticos. En este periodo tuvo un acercamiento ideológico con el Peronismo de Base y las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP) y, si bien él mismo se consideraba un “independiente de izquierdas”, en La Gremial era considerado como un abogado peronista. El 15 de agosto de 1972 se produce una fuga de presos políticos militantes de las Organizaciones Político-Militares Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP), Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y Montoneros del Penal de Rawson, Provincia de Chubut. Seis militantes consiguen fugar pero diecinueve de ellos no lo consiguen y son hechos prisioneros en la Base Aeronaval Almirante Zar de Trelew. Inmediatamente desde Buenos Aires La Gremial envió al lugar de los hechos a un grupo de cinco abogados -entre los cuales se encontraban González Gartland, Duhalde, Ortega Peña y Mattarollo- con la misión de defender a los presos políticos y negociar su buen trato y el respeto a la vida con los jueces de la Cámara Federal en lo Penal de la Nación o “Camarón”, también presentes en el lugar. Alojados en el Hotel de turismo de Rawson, nunca lograron tomar contacto directo con los detenidos y cuando pretendieron dar una conferencia de prensa explicando la situación de los presos, los abogados fueron detenidos, encarcelados y se produjo un atentado con explosivos que destruyó el estudio del letrado local Mario Abel Amaya, otro de los abogados defensores. A su regreso por vía terrestre a la capital del país, los abogados se enteraron de que los rehenes de la Base de Trelew habían sido fusilados en los hechos conocidos como La masacre de Trelew, el 22 de agosto de 1972 a las 02.00 horas. Intentaron dar una conferencia de prensa para denunciar el crimen pero la sede de La Gremial fue volada en otro atentado con explosivos y debieron dar la conferencia a las puertas de la mueblería Maple, vecina al local. Entre marzo de 1973 y agosto de 1974 González Gartland formó parte del Consejo de Redacción de la revista Liberación-luego rebautizada Liberación por la Patria Socialista-ligada al Ejército Revolucionario del Pueblo 22 de Agosto (ERP-22 de Agosto). En 1974, luego del asesinato del por entonces Diputado Nacional Ortega Peña su estudio jurídico sufrió un atentado con explosivos reivindicado por la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) o Triple A y González Gartland decidió pasar a la clandestinidad. A fines de ese año, junto a Duhalde y Haroldo Logiurato, comenzó a dar forma al Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos (PROA). En él, sería el encargado de la organización, redacción de los estatutos conforme a la Ley de Partidos Políticos y reformulación coyuntural de la Declaración de Principios. En 1975 un grupo de abogados pertenecientes a la ya extinta AGA -que funcionó de manera orgánica hasta la asunción del presidente Héctor J. Campora el 25 de mayo de 1973- decidió que, ante el avance de la represión no bastaba con realizar acciones defensivas sino que era necesario denunciar la situación en el exterior. El elegido para realizar la tarea fue González Gartland y la idea era que se presentara ante la reunión anual del II Tribunal Russell -a realizarse en Bruselas- aprovechando el apoyo de los diferentes grupos de solidaridad con Argentina que se iban formando en Europa luego del arribo de las primeras oleadas de exiliados a partir de 1974. Por problemas logísticos no pudo asistir al encuentro en Bélgica, llegó a Roma en febrero de 1975 y realizó una gira por diversos países con el objetivo de denunciar el agravamiento a las violaciones a los Derechos Humanos que se daban en Argentina durante el gobierno de la presidenta Estela Martínez. A principios de 1976, junto a Duhalde, Hernández, Sinigaglia, Luis María Duhalde, Marcelo Duhalde, Gustavo Roca y Lucio Garzón Maceda fue uno de los miembros fundadores de la CADHU. El 11 de mayo de 1976 participó de una reunión en la confitería Talamaco de Avenida Santa Fe y Azcuénaga, Ciudad de Buenos Aires, para dar forma oficial, de manera verbal, al Consejo Directivo de la CADHU. Entre esa misma noche y la mañana siguiente fueron secuestrados y desaparecidos Hernández y Sinigaglia, luego de lo cual González Gartland partió al exilio. Llegó de manera clandestina a Brasil, de donde consiguió hacerse expulsar partiendo así hacia el que sería su destino final, fijado de antemano por la dirigencia de la CADHU: México. En el Distrito Federal, aparte de ser el referente principal de la Sede México de esa Organización, se relacionó de manera inmediata con los sectores más radicalizados del exilio argentino en ese país, representados por su amigo Rodolfo Puiggros y el Comité de Solidaridad con el Pueblo Argentino (COSPA). En esta Organización, que respondía a la línea política de Montoneros y luego de mayo de 1977 también a la de su rama política, el Movimiento Peronista Montonero (MPM), González Gartland cumplió diversas tareas y fue elegido por su Asamblea General, reunida el 4 de junio de 1977, como Secretario de Relaciones Internacionales del Consejo Directivo, aunque en la práctica su labor se centraba mas en temas relacionados con los Derechos Humanos. Es en el COSPA también donde conoció a quien luego sería su esposa, Gudelia Araoz, que ocupaba el cargo de Secretaria de Derechos Humanos de dicha organización. Si bien su labor en ambas organizaciones se entremezclaba, creando así cierto grado de ambigüedad respecto a su pertenencia política, González Gartland logró que la tareas vinculadas a las denuncias contra la dictadura argentina se complementaran y existiera ayuda mutua en todos los asuntos relacionados con los Derechos Humanos. Además, desde CADHU México se ocupó de establecer relación con entidades académicas, sindicatos, partidos políticos y organizaciones estudiantiles; organizar y garantizar la salida de información llegada desde Argentina a través de vías diplomáticas; clasificar e interpretar dicha información una vez arribada a México y realizar actividades de denuncia que sintetizaran la situación y generaran solidaridad con el pueblo argentino. Otras tareas que desarrollaba eran la publicación de un boletín semanal que se distribuía para su difusión entre los periodistas exiliados, los mexicanos y los corresponsales extranjeros, y la organización de conferencias de prensa en la sede del Club de Corresponsales Extranjeros para denunciar hechos puntuales. Participó también en la escritura del libro que la CADHU lanzó en Madrid, España en marzo de 1977 con el titulo Argentina: Proceso al genocidio y, como testimoniante, en una de las primeras películas de denuncia sobre la situación en Argentina titulada "Una voz…entre muchas". Esta película fue producida por encargo del COSPA, dirigida por el cineasta boliviano Humberto Ríos y rodada en México durante 1979. En ese año viajó a los Estados Unidos con un pasaporte falsificado por Duhalde. En Washington, con ayuda de los miembros de la Sede de la CADHU en esa capital, visitó la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) con el objetivo de ayudar a preparar la visita que una misión de ese organismo realizaría finalmente a la Argentina entre el 6 y el 23 de septiembre de 1979 septiembre. En 1980, coincidiendo con las rupturas internas que se dieron en el seno de Montoneros y del MPM, se alejó del COSPA negándose a ser reelegido. Ese mismo año volvió a visitar Europa para, en compañía de otros miembros de la CADHU establecidos en diferentes países de ese continente, reforzar las denuncias sobre los crímenes cometidos por el régimen militar argentino. En abril de 1982 en ocasión del conflicto de las Islas Malvinas firmó, junto a otros cuarenta y cinco compañeros de militancia, una solicitada oponiéndose a la aventura bélica. El 10 de diciembre de 1983, con la vuelta de la democracia a la Argentina y la consiguiente disolución del accionar de denuncia de la CADHU en el extranjero, comenzó a planear su regreso al país, el cual concreta en ocasión de cumplirse el décimo aniversario del asesinato de Ortega Peña a manos de la Triple A, el 31 de julio de 1984. En esa ocasión participó de un acto público de homenaje realizado en la esquina de Pellegrini y Arenales, escenario del crimen. Se reinscribió ante la Corte Suprema de Justicia, retomó su profesión y, junto a Duhalde, actuó en el Secretariado Internacional de Juristas por la Amnistía en Uruguay (SIJAU), cuya sede estaba ubicada en Tucumán 1438, Piso 1, Departamento 110, Ciudad de Buenos Aires. En ese mismo año, también junto a Duhalde y Mattarollo, fundaron el Instituto de Relaciones Internacionales (IRI), pasando González Gartland a ocupar la posición de Secretario General. Uno de los aportantes para el funcionamiento del IRI fue Enrique Gorriarán Merlo, ex integrante de la cúpula del PRT-ERP, que aportó dinero para el alquiler, el sueldo de una secretaria y otros gastos varios. Las actividades principales del Instituto eran la organización de cursos sobre historia argentina y latinoamericana, política internacional, economía, sociología y filosofía para la formación de cuadros y militantes políticos. En política internacional difundían y apoyaban las actividades del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nicaragua y del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en El Salvador. Otra actividad política importante del grupo fue la denuncia sobre la situación en Haití bajo la dictadura de Jean-Claude Duvalier. Una actividad paralela a la del Instituto fue la creación de la Editorial Contrapunto, una idea compartida entre Duhalde y González Gartland para lo cual ambos viajaron en 1985 a Managua, Nicaragua, para entrevistarse con Gorriaran Merlo en la casa de Manuel Gaggero -otro ex-integrante del PRT-ERP- y proponérsela con vistas a recibir fondos. La idea prosperó y la editorial funcionó hasta 1989, editando más de sesenta títulos. Uno de los docentes del IRI, incorporado por gestión de González Gartland, fue el Coronel (RE) Luis Cesar Perlinger, uno de los fundadores del Centro de Militares para la Democracia Argentina (CEMIDA). Ambos hombres se conocieron en ocasión del Consejo de Guerra llevado adelante contra el soldado conscripto Hernán Invernizzi, miembro del PRT-ERP acusado del asalto al Comando de Sanidad del Ejercito ocurrido en Parque Patricios, Ciudad de Buenos Aires el 6 de septiembre de 1973. Perlinger era el defensor militar oficial de Invernizzi y González Gartland era el abogado de su familia. En 1986 ambos se volverían a encontrar formando parte de la Dirección Nacional de Izquierda Democrática Popular (IDEPO), un partido político que surgió como desprendimiento del Partido Intransigente (PI) con Eduardo Duhalde como motorizador de la idea y Néstor Vicente como cabeza visible. Encuadrados dentro del Frente Amplio de Liberación (FRAL), el partido buscó alianzas con otras organizaciones de izquierda y del campo nacional y popular. Para las elecciones presidenciales del 14 de mayo de 1989, la IDEPO venció en una interna al Movimiento al Socialismo (MAS) representado por Luis Zamora y Vicente fue candidato a presidente de la Nación en formula junto a Zamora. González Gartland se desempeño como Director Ejecutivo del Partido en la representación obtenida en el Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires. El 13 de abril de 1989 se convirtió en el Asesor Jurídico y censor editorial del diario Sur, un proyecto periodístico de diario de tirada nacional dirigido por Duhalde que, con financiación y línea editorial del Partido Comunista Argentino (PCA) representado por Isidoro Gilbert, estuvo en circulación hasta el 28 de diciembre de 1990. Durante la presidencia de Carlos Saúl Menem, con la creación de la Dirección Nacional de Derechos Humanos -luego convertida en Sub-Secretaria de Derechos Humanos y Sociales- y la sanción el 7 de diciembre de 1994 de la Ley 24.411 (conocida como Ley de ausencia por Desaparición Forzada), González Gartland pasó a desempeñarse como Asesor en el Área de Leyes Reparatorias de la Sub-Secretaria. De allí pasó a ocupar la posición de Coordinador de Fallecidos y Asesor de la Dirección Nacional de Derechos Civiles y Políticos, cargo el primero al cual renunció por disidencias con las políticas del presidente Fernando de la Rúa. Durante la presidencia de Néstor Kirchner y con la asunción del cargo de Secretario de Derechos Humanos por parte de Eduardo Luis Duhalde, González Gartland pasó a desempeñar diversos puestos en la Secretaria de Derechos Humanos de la Nación, labor que continuó durante las dos presidencias de Cristina Fernández de Kirchner. Se retiró de la Administración Pública en enero de 2016, residiendo alternadamente entre entre México DF y Buenos Aires hasta su fallecimiento en esta última ciudad el 21 de julio del 2021.

Domon, Alice

  • Pessoa singular

Black, César

  • Pessoa singular

Ure, Ernesto

  • Pessoa singular

André Demetz

  • Pessoa singular

Mom, Manrique

  • Pessoa singular

Sinigaglia, Roberto

  • AR-ANM
  • Pessoa singular
  • 1934-1976 (desaparición forzada)

Nació el 06 de noviembre de 1934 en la ciudad de Rafaela, Santa Fe. Ascendencia italiana. Realizó sus estudios primarios en la Escuela Nº 578 Balbina Domínguez, los secundarios en el Colegio de la Inmaculada Concepción y los universitarios de la carrera de abogacía en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), todos sitos en Santa Fe Capital. Su adolescencia y primera juventud estuvieron marcadas por las ideas filo-fascistas de su padre, ex-militar y diplomático italiano, pero luego de realizar su servicio militar obligatorio en 1955 comenzó su acercamiento al peronismo en sus vertientes revolucionarias y a las actividades de la Resistencia peronista. En 1956 apoyo la sublevación del General Juan José Valle contra la dictadura militar instalada en 1955, por lo que fue arrestado y encarcelado. Por esa época conoció al republicano español y peronista revolucionario César Marcos, quien tendría gran influencia en su vida y actividad política. Durante la presidencia de Arturo Frondizi también fue detenido como parte del Plan de Conmoción Interna del Estado (CONINTES). Elegido diputado provincial por el Partido Justicialista, fue el miembro informante y líder de la bancada peronista durante la Convención Constituyente que sesionó en la ciudad de Santa Fe en 1962 para sancionar la nueva Constitución de la Provincia de Santa Fe. Ante el Golpe de Estado que en 1962 derrocó al Presidente Frondizi, Sinigaglia ordenó el retiro de su bancada de dicha Convención. En 1963 comenzó a militar en la Acción Revolucionaria Peronista (ARP) fundada por John William Cooke, hasta su disolución en 1967. En 1971 fue uno de los miembros fundadores de la Asociación Gremial de Abogados, en Buenos Aires. En 1972 fue parte del grupo de miembros fundadores de la Agrupación de Abogados Peronistas (AAP). En 1973, durante la presidencia de Héctor J. Campora, fue asesor del Ministro del Interior, Doctor Estaban Righi. Entre 1974 y 1976 se desempeño como profesor de historia en el Instituto Flores de Rivadavia 8175, Ciudad de Buenos Aires. El 10 de mayo de 1976, en horas del mediodía, Hernández, junto a Roberto Sinigaglia, participa de una reunión clandestina de la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU), para analizar posibles cursos de acción ante el secuestro y desaparición forzada del escritor Haroldo Conti. El 11 de mayo de 1976 a las 10.30 horas fue secuestrado en un operativo ilegal de detención en la vía pública al salir de su estudio jurídico de Viamonte 1355 4°B de la Ciudad de Buenos Aires, que compartía junto al Doctor Medrano. Esa misma mañana, un Grupo de Tareas entró violentamente al Estudio de los Doctores Medrano y Sinigaglia llevándose consigo bienes, dinero, expedientes judiciales y documentación perteneciente a los abogados. El primer habeas corpus para reclamar por abogados desaparecidos durante la dictadura fue presentado a partir del secuestro de Sinigaglia por su socio y amigo, el Doctor Conrado Origosa Antón, letrado de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB) que lideraba Raimundo Ongaro. Según testimonios, Sinigaglia fue visto con vida mientras era torturado en el edificio de la Superintendencia de Seguridad Federal (Coordinación Federal) de calle Moreno 1417 de la Ciudad de Buenos Aires. Desde entonces permanece en calidad de detenido-desaparecido. Caso incluido en causa judicial en que se investigaron, probaron y condenaron delitos de lesa humanidad en la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 de Capital Federal en Causas Nº 1261 y 1268 (Jefes de área), año 2009.

Ellacurria Pavón de Del Castillo, Elvira

  • Pessoa singular
  • 1916-1977 (desaparición forzada)

Elvira Ellacurria se desempeñó en el ámbito educativo como Asistente de Docencia en el Departamento de Docencia de Ciencias Sociales y como Profesora Adjunta en el Departamento de Política Social de la Universidad Nacional de Luján (UNL) entre 1974 y 1977. Era la viuda del abogado y militante de la Unión Cívica Radical (UCR) Santiago Horacio Del Castillo, quien fuera Gobernador de la Provincia de Córdoba entre el 17 de mayo de 1940 y el 19 de junio de 1943 (junto a su Vice-Gobernador, el doctor Arturo Illia) y Presidente del Comité Nacional de la UCR entre 1950 y 1954. Entre 1976 y 1977 Ellacurria militó en la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU). El 1 de marzo de 1977 Ellacurria es secuestrada en un operativo ilegal de detención en su domicilio de Catamarca 74, 2º "B" de la ciudad de Córdoba Capital. En los archivos de la UNL Elacurria figuraba como “renunciada” (Resolución Nº 109 de 1976), aunque en su legajo no constase carta alguna de renuncia. En 2018 el Consejo Superior de la UNL y la Asociación de Trabajadores de la Universidad de Lujan (ATUNLu) lograron la rectificación del legajo de Ellacurria bajo el rotulo de “detenida-desaparecida”.

Contrisciani Spinsanti, Alicia Mirta

  • Pessoa singular
  • 1946-1977 (desaparición forzada)

Alicia Contrisciani nació el 15 de septiembre de 1946 en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires. De ascendencia italiana, ejercía la docencia a nivel secundario y fue militante del Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos (PROA) y, concomitantemente, de la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU). Fue secuestrada en un operativo ilegal de detención el 13-14 de junio de 1977, presumiblemente en su domicilio de Av. Medrano 1650, 4º "H", Palermo, Ciudad de Buenos Aires o en la vía pública.

Díaz Lestrem, Guillermo Raúl

  • Pessoa singular
  • 1935-1978 (asesinato)

Nació el 04 de agosto de 1935 en la Ciudad de Buenos Aires. Pasó su infancia en Cosquín, Córdoba, y realizó sus estudios de abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Entre 1959 y 1961 ejerció el cargo de Subsecretario de Gobierno en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. En 1961 fue designado Secretario del Juzgado Federal de dicho territorio; mantuvo este cargo hasta 1964, fecha en que renunció, retornando a la Capital Federal, donde comenzó a ejercer como abogado. En 1966 ganó el concurso para la Secretaría Nº 19 del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional Nº 4 a cargo del Dr. Miguel A. Inchausti. Co-fundador de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN). Fue designado abogado sumariante en la disolución de la llamada Cámara Federal "Antisubversiva", o CAMARON, y uno de los artífices de la Ley de Amnistía emanada del Congreso durante el mandato del presidente Hector J. Campora en 1973. En noviembre de 1974 fue designado Defensor Oficial a cargo de la Defensoría Nº 1 en lo Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires, puesto que mantuvo hasta abril de 1975, fecha en que fue despedido. El 24 o 30 de marzo de 1976, en el marco de un operativo ilegal de detención, fue detenido en su domicilio segun un decreto secreto firmado por Jorge Rafael Videla y puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional. Estuvo preso en la carcel de Villa Devoto y el penal de Sierra Chica, siendo liberado en la Semana Santa de 1977. Recuperada su libertad, ejerció la profesión de abogado en el estudio del reconocido abogado penalista Dr. Isidoro Ventura Mayoral, abogado particular del General Juan D. Perón. En mayo de 1978, ante la sucesión de amenazas y seguimientos a los que era sometido, y desoyendo los consejos de amigos y colegas que le pedían que abandonase el país, se presentó ante el Juzgado Federal en lo Penal N° 3 de la Ciudad de Buenos Aires, suscribiendo un recurso de hábeas corpus preventivo y solicitó ser alojado en la Alcaldía del Palacio de Tribunales mientras se sustanciare la causa. Tiempo después salió en libertad por no existir incriminación alguna en su contra. El 20 de octubre de 1978 entre las 20 y 21 horas es secuestrado en un operativo ilegal de detención, presumiblemente en la vía pública, en cercanías de calles Montevideo y Lavalle, Ciudad de Buenos Aires. El 30 de noviembre de 1978 a las 08 horas, se encuentra su cadáver en Coronel Marcelino Freyre entre Avenida Infanta Isabel y Avenida Dorrego, en la Plaza Falucho, a las puertas del club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA) en Palermo, Ciudad de Buenos Aires. Al día siguiente, los diarios de tirada nacional informaron que su cadáver había sido hallado en la Plaza Falucho, frente al asentamiento del Cuerpo de Ejército, en Palermo, Ciudad de Buenos Aires, indicando que la muerte había sido causada por la ingestión de cianuro. Díaz Lestrem había sido víctima de tormentos seguidos de muerte en el Centro Clandestino de Detención (CCD) de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Según testimonios -entre los que sobresalen los de Nilda Noemí Actis Goretta, Graciela Beatriz Daleo, Amalia María Larralde y Andrés Ramón Castillo- fue visto con vida por varios ex –detenidos/as de dicho CCD. Caso incluido en causa judicial en que se investigaron, probaron y condenaron delitos de lesa humanidad. Sentencia dictada por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal en Causa Nº 13/84 (Causa 13). El salón principal de la Defensoría Oficial del edificio de Tribunales lleva el nombre de Díaz Lestrem y su legajo judicial fue reparado por el Consejo de la Magistratura.

Ortiz Bayo, Nelly Esther

  • Pessoa singular
  • 1929-1976 (desaparición forzada)

Nació el 12 de diciembre de 1929 (no consta lugar de nacimiento). Fue una de las primeras mujeres argentinas en ejercer el cargo de Fiscal en el Poder Judicial de la Nación, comenzando su actividad como tal en la Fiscalía Federal de Ushuaia, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur entre 1959 y 1964. En 1965, en la Ciudad de Buenos Aires, comienza a desempeñarse como Fiscal de Primera Instancia en el fuero Penal Económico, puesto del que se jubiló el 22 de diciembre de 1975. Durante su actuación como Fiscal tuvo casos que involucraban penalmente a grandes empresas como Bunge y Born, Papel Prensa, Xerox y CAP (que era marca de los frigoríficos de la Compañía de Carnes Congeladas). Su desempeño y rectitud le valió el apodo de “La implacable”. Desde la detención ilegal de su esposo, Guillermo Díaz Lestrem, el 24 de marzo 1976 o 30, Ortiz pasó, junto a su hijo Martin, a vivir en la clandestinidad bajo el nombre de Rosa Gallo. El 25 de noviembre de 1976 a las 15 horas fue secuestrada en un operativo ilegal de detención en la vía pública llevado a cabo por un Grupo de Tareas de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), entre su domicilio y el Hospital Italiano en barrio de Almagro, Ciudad de Buenos Aires, donde se dirigía camino a una cita de su organización. No hay testimonios de su paso por algún Centro Clandestino de Detención (CCD). Desde 2014, el salón auditorio de la Procuración General de la Nación, en Avenida de Mayo 760, lleva el nombre de Nelly Ortiz, habiéndose instalado allí también una gigantografia mural de la Fiscal Ortiz realizada por el Colectivo Político de artistas Ricardo Carpani. En 2016 fue creada la Agrupación de Trabajadores y Trabajadoras Judiciales “La Nelly Ortiz” del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la República Argentina (SITRAJu).

Garzón Maceda, Lucio Claudio

  • Pessoa singular
  • 1930-

Lucio Garzón Maceda nació el 30 de octubre de 1930 en el casco histórico de la ciudad de Córdoba. Cursó sus estudios primarios en la Escuela Superior de Niños Varones o Escuela Olmos y los secundarios en el Colegio Nacional Monserrat, el más antiguo de la Argentina y el más tradicional de la ciudad de Córdoba. Allí fue donde junto a su hermano Félix acrecentó su amistad con quien sería una compañía inseparable a lo largo de su vida: Gustavo Roca. Ambos provenían de tradicionales familias de la alta burguesía cordobesa que se frecuentaban amistosa, social y políticamente, ya que sus padres habían sido participantes claves del Movimiento de la Reforma Universitaria que tuvo lugar en la capital cordobesa en 1918. Garzón Maceda cursó la carrera de Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), aunque su intención original fue estudiar Ingeniería Química en Santa Fe ciudad. Durante sus años universitarios militó en diversas agrupaciones ligadas ideológicamente al Movimiento reformista y en el Partido Reformista, que aglutinaba a liberales, socialistas, comunistas, anarquistas y otras tendencias de la izquierda independiente, opuestos todos al gobierno de Juan Domingo Perón. Después, todavía cursando en la Universidad, pasó a militar en el Partido Socialista (PS), siendo uno de los miembros fundadores de la corriente estudiantil Acción Socialista (AS), que sentó las bases de la histórica Agrupación de Estudiantes Reformistas (ADER), que buscó la confluencia de los ideales universitarios reformistas con los principios sociales y laborales del peronismo. En 1951 fue arrestado y encarcelado por dos meses en la Cárcel de Encausados de Pueblo Güemes, Córdoba, por sus actividades contrarias al gobierno peronista. Ya en libertad, marchó a su primer exilio, en Chile, donde permaneció seis meses. En ese país militó en el Partido Socialista Popular, liderado por el abogado Raúl Ampuero, que buscaba tender puentes entre la clase obrera y el gobierno democráticamente elegido del General Carlos Ibáñez del Campo, cuyas políticas guardaban alguna similaridad con las de Perón en la Argentina. A su regreso al pais continuó militando en Acción Socialista, buscando una vez más la confluencia con los que consideraba los puntos positivos del peronismo, lo que le valió la expulsión del Partido Socialista. Desde ADER bregó por la misma causa y a mediados de 1955 formó parte del Grupo de los "41 Pelandrunes". Este era un conjunto de independientes cercanos a la izquierda que buscó evitar el derrocamiento de Perón, denunciando públicamente al movimiento golpista. En 1955, ya recibido de abogado, se inclinó por el derecho laboral y la defensa de los trabajadores. Luego, a partir de 1956, se desempeño como colaborador ad-honorem del diario Orientación, cuya alma-mater era Roca. Debido a su labor como abogado laboralista y a su pasado en ADER, inició y mantuvo una muy buena relación con los gremialistas Atilio López-de quien fue compañero de escuela primaria-, Agustín Tosco y Elpidio Torres, lo que en el año 1957 lo llevó a participar de manera orgánica y clave en la normalización de la Confederación General del Trabajo (CGT) Regional Córdoba, que el 1 de julio de ese año fue la primera normalización gremial regional realizada desde el golpe de Estado del 16 de septiembre de 1955. En esa CGT Regional Córdoba Garzón Maceda fue miembro del Comité Ejecutivo desde el cargo de Secretario de Prensa, siendo López el Secretario General. El 29 de noviembre de ese año participó del plenario nacional de las Regionales nacionales de la CGT en la ciudad de La Falda, Provincia de Córdoba, encuentro este que al formular un programa social, económico y político -el Programa de La Falda- tuvo gran importancia en la vida política y gremial de los finales de la década de 1950 y del primer lustro de la década de 1960. Afianzado ya como el principal abogado laboralista de Córdoba y uno de los más importantes del país, aparte de su puesto en la CGT comenzó a desempeñarse como abogado y/o asesor laboral especial de al menos una docena de gremios de la ciudad, tales como el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) Seccional Córdoba, la Unión Tranviarios Automotores (UTA) Seccional Córdoba o Luz y Fuerza Seccional Córdoba. Fue este un vínculo que trascendió lo laboral y adquirió tintes también políticos e incluso amistosos con sus principales líderes. En 1960 se asoció con Roca en un estudio jurídico que rápidamente se convirtió en el centro neurálgico de las fuerzas políticas, sindicales y estudiantiles progresistas, de izquierda, peronistas revolucionarias y clasistas de la ciudad de Córdoba. En mayo de 1969 -junto a Roca, López, Tosco y Torres- tuvo una importante participación en la protesta obrero-estudiantil como "El Cordobazo", siendo uno de sus organizadores y participes más activos. Buscado por la Policía y el Ejército por considéraselo el ideólogo y autor intelectual de El Cordobazo, fue arrestado en junio de 1969, pero liberado después de permanecer un día en la Jefatura de Policía de su ciudad natal. Desde la semi-clandestinidad logró realizar la defensa legal de los detenidos Tosco y Torres, quienes habían sido sometidos a Consejos de Guerra por tribunales militares y condenados a penas de prisión. Entre octubre y noviembre de 1969 viajó a Madrid, donde se entrevistó con Perón para pedirle apoyo para con los gremialistas presos. En enero de 1970 fue arrestado en el centro de la ciudad de Córdoba, puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN) y enviado como preso político -previo paso de un día por la cárcel de Villa Devoto- a una cárcel de Esquel, donde permaneció siete meses. Su defensa legal fue ejercida por Roca y los abogados Raúl Faure y Fermín Berria. Ya liberado, el 4 de noviembre de 1970 fue, junto a Roca, invitado de honor en la asunción del primer presidente socialista de Chile, Salvador Allende, en la ciudad de Santiago de Chile. Luego de El Cordobazo, al estudio jurídico de Garzón Maceda y Roca se sumaron Faure, los hermanos Oscar “Coco” y Luis Guillermo Arias y Carlos Altamira Yofre. En marzo de 1971 Garzón Maceda -una vez más junto a Roca, Tosco, López, los hermanos Arias y René Salamanca- volvió a tener activa participación en otra pueblada que se dio en la provincia de Córdoba, esta vez la conocida como "El Víborazo", que le costó la renuncia al interventor militar José Camilo Uriburu. Entre 1973 y 1974, durante el gobierno provincial de su amigo Ricardo Obregón Cano, Garzón Maceda tuvo influyente participación en la asesoría en asuntos gremiales y sindicales de dicho gobierno. En 1974, luego del golpe policial conocido como El Navarrazo, se lo intentó arrestar y poner dos veces a disposición del PEN, sin éxito. En 1975 Garzón Maceda recibió amenazas por su labor profesional y en agosto se ocupó, acompañado de Roca, de la defensa legal de los líderes montoneros Marcos Osatinsky y Horacio Mendizabal, detenidos ambos en las oficinas del Departamento de Informaciones de la Policía de Córdoba (D2). A pesar de la intermediación de ambos abogados con la Justicia Federal y la intervención en la provincia a cargo del Brigadier Raúl Lacabanne, Osatinsky fue asesinado el día 21 de ese mes en aplicación de la llamada “Ley de fugas” y Mendizabal consiguió escapar. Garzon Maceda, junto a su esposa e hijas, se refugió en un campo de la localidad cordobesa de La Carlota, propiedad de un amigo. El 28 de octubre de ese año el Comando Libertadores de América, versión cordobesa de la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) o Triple A, incendió el domicilio de fin de semana de Garzón Maceda en la localidad de Villa Allende, mientras este se hallaba asistiendo en compañía de su familia a un partido de futbol del Club Atlético Belgrano de Córdoba, del cual era simpatizante. El objetivo de los comandos parapoliciales -que realizaron un simulacro de fusilamiento de los caseros de la propiedad- era su secuestro o asesinato. Dejando a su familia en Córdoba, con orden de que organizaran todo para partir al exilio en París, Francia, viajó a Buenos Aires, donde compartimentalizado y viviendo en distintos lugares, busco apoyo logístico en familiares relacionados con el peronismo revolucionario que también tuvieron que abandonar Córdoba por la persecución a que eran sometidos. El 24 de marzo primero y luego el 13 de abril de 1976 y noches subsiguientes el estudio jurídico que compartía en Córdoba con los abogados Roca, Yofre y los hermanos Arias fue allanado ilegalmente, saqueado e incendiado reiteradas veces. Su domicilio particular en el barrio de Nueva Córdoba también fue allanado y saqueado por un grupo armado de más de quince personas en los días posteriores al atentado contra sus oficinas. Regresó a Cordoba y una vez seguro de que su familia abandonó la Argentina, Garzón Maceda y Roca huyeron juntos de Córdoba buscando refugio en la ciudad de Buenos Aires, donde por algunos meses recibieron ayudas diversas y mantuvieron reuniones regulares con Eduardo Luis Duhalde y otros abogados pertenecientes a la ex Gremial de Abogados de Capital Federal (La Gremial). Maceda, junto a este grupo de abogados ligados a la defensa de los presos políticos y gremiales y el activismo por los Derechos Humanos, fue partícipe entonces de los primeros pasos de la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU), entidad en la que en un futuro cercano tendría activa participación en el plano de la denuncia de los crímenes cometidos por la dictadura cívico-militar. El 27 de mayo de 1976, en Córdoba, fue secuestrado y desaparecido Altamira Yofre. En agosto de 1976, por vía terrestre a través de la frontera Paso de los Libres-Uruguaiana, Garzón Maceda comenzó su camino del exilio acompañado de Roca y un abogado y familiar lejano que les hacía de custodia y cuyo pasaporte adulterado utilizó para salir del país. Ya en Rio de Janeiro, Garzón Maceda siguió camino a París, lugar donde transcurriría su exilio. En la capital francesa contactó a Juan Gelman, quien le ofreció -en conjunto con Amnistía Internacional- la posibilidad de viajar a los Estados Unidos para profundizar allí y ante el Congreso de ese país la denuncia a nivel internacional. Los días 27 y 28 de septiembre de 1976 en Washington Garzón Maceda y Roca prestaron testimonio sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidos por las Fuerzas Armadas y de Seguridad de Argentina ante el Subcomité de Organizaciones Internacionales del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos presidido por el representante de Minnesota Donald Fraser. En su presentación-en la que se definió como abogado laboralista argentino-Garzón Maceda trazó un detallado informe de la represión ejercida contra la clase trabajadora argentina, sus representantes y sus organizaciones gremiales así como un panorama de la quita de derechos y conquistas enmarcadas en el plan económico del Ministro José Alfredo Martínez de Hoz, de la resistencia organizada a dichas medidas y de la agobiante situación económica. Denunció también la coordinación represiva entre las dictaduras del Cono Sur y la existencia de Centros Clandestinos de Detención (CCD) en la Provincia de Córdoba, entre ellos La Perla y Campo de la Ribera. Los abogados permanecieron seis días en la ciudad y se reunieron también con diversos actores de la vida política, sindical, cultural y “lobbysta” de Washington para ampliar el marco de sus denuncias. La presentación testimonial, que marcó el comienzo de las denuncias contra las violaciones a los Derechos Humanos en la arena internacional y tuvo negativas repercusiones económicas para la dictadura, les valió ser acusados el 7 de diciembre de 1976 ante la justicia argentina por el Juez Rafael Sarmiento de los delitos de promover sanciones políticas o económicas contra Argentina y por ende, según la Ley 14034 de 1951, de “traición a la patria”. La Junta Militar promovió además una campaña de desprestigio contra ambos en la que colaboraron prestigiosos periodistas-como Jacobo Timerman y Robert Cox-y profesores universitarios de la ciudad de Córdoba, acusándolos de pertenencia a organizaciones “subversivas” y falta de objetividad y veracidad en sus denuncias. Incluso Félix, el hermano mayor de Lucio e íntimo amigo de Roca y padrino de su primer hijo, dirigió una carta personal al dictador Jorge Rafael Videla descalificando a su propio hermano. Durante el primer año de su estancia en París, Garzón Maceda fue, junto a Rodolfo Mattarollo, el referente principal de la Sede Francia de la CADHU, organización a la que dejó de pertenecer durante el transcurso de 1977. En ese periodo realizoo frecuentes viajes a Londres para reunirse con miembros de Amnistía Internacional. En los comienzos del exilio, para sobrevivir, tuvo que realizar variados tipos de trabajos, entre ellos el de pintor de brocha gorda y profesor de español. Más tarde consiguió contratos laborales temporales con la UNESCO y pudo realizar estudios de doctorado relacionados con su especialización en derecho laboral. Con la vuelta de la democracia y la asunción de Raúl Alfonsín como presidente, Garzón Maceda regresó a Argentina y fue nombrado asesor especial y Vice-Ministro de Trabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación, cargo que ocupó entre el 18 de septiembre de 1987 y el 7 de julio de 1989 durante el mandato de Ideler Tonelli como Ministro de Trabajo. En 1994, durante la presidencia de Carlos Menem, se desempeñó como Ministro de Gobierno y Justicia de la Provincia de Corrientes durante la Intervención Federal a dicha provincia, a cargo también de Tonelli. A finales de la década de 1990 instaló una consultoría de derecho laboral colectivo y a través de ella se dedicó a la asesoría gremial de distintos sindicatos y asociaciones. Continuó también desempeñándose como asesor jurídico de la CGT hasta su retiro, en la primera década del Siglo XXI.

Gaggero, Manuel Justo

  • Pessoa singular
  • 1940-

Nació el 13 de octubre de 1940 en la ciudad de Paraná, Provincia de Entre Ríos. Cursó sus estudios primarios en la Escuela N° 4 Domingo Faustino Sarmiento y los secundarios en el Colegio Nacional Nº 1 Domingo Faustino Sarmiento. En esa institución y a la edad de 14 años comenzó a militar en la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). Tras el golpe militar del 16 de septiembre de 1955 contra el gobierno democrático del General Juan Domingo Perón se sumó a la Juventud Peronista (JP) de Paraná participando en diversos actos y acciones de la llamada Resistencia Peronista, entre ellos en 1957 una marcha clandestina de homenaje a los civiles y militares caídos y, en 1958, -en compañía de Susana Valle, hija del General Juan José Valle- el primer acto autorizado que se organizó a nivel nacional para recordar la memoria de los militantes peronistas fusilados por la llamada Revolución Libertadora en junio de 1956 en la Penitenciaría Nacional y en los basurales de José León Suarez, Provincia de Buenos Aires. En ese 1958 Gaggero marchó a la ciudad de Santa Fe, donde comenzó a cursar la carrera de Derecho en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Su primera militancia universitaria se dio en la Juventud Universitaria Peronista (JUP), siendo uno de los miembros fundadores de la Asociación Gremial de Estudiantes de Derecho de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de Santa Fe. En 1959, a través de la Asociación y la JUP adhirieron a la Confederación General Universitaria (CGU), agrupación universitaria nacional de filiación peronista. En 1961, en el proceso eleccionario que tuvo lugar en Santa Fe, Gaggero sostuvo las candidaturas del Frente Justicialista de Liberación Nacional (FREJULI) y de la Alianza para la Liberación Nacional (ALN). Luego, fue miembro periférico de la Agrupación para la Liberación Americana (APLA), una agrupación que integraban sectores del peronismo revolucionario, el partido trotskista filo-peronista Palabra Obrera (PO) y grupos de izquierda independientes. Entre fines de 1961 y principios de 1962 estableció contactos con John William Cooke y su compañera Alicia Eguren, reconocidos militantes de la Resistencia peronista. Tras una reunión realizada en Montevideo, Uruguay, Eguren le propuso viajar a Cuba, junto a grupos de un variado espectro ideológico, como parte de un proyecto de Ernesto “Che” Guevara de crear un Frente de Liberación Nacional que iniciara la lucha armada en la Argentina. Viajando con un compañero del Movimiento Obrero Comunista (MOC) -un desprendimiento del Partido Comunista Argentino (PCA) que apoyaba al peronismo y respondía a Rodolfo Puiggros- y tras unos días de incertidumbre en México DF, llegó a La Habana en abril de 1962 y comenzó sus cursos de instrucción política y militar junto a una variedad de personas y grupos tanto peronistas como no peronistas. Durante su estadía en la isla participó en varias reuniones privadas y grupales con el Guevara y estrechó vínculos políticos con Ángel Bengoechea, un reconocido militante de la agrupación trotskista Palabra Obrera que buscaba hacer “entrismo” en el Movimiento peronista. En marzo de 1963, luego de un periplo alrededor del mundo para despistar respecto a su estadía en Cuba, regresó a Argentina donde retomó sus estudios y junto a Cooke y Eguren fue uno de los miembros fundadores de la Acción Revolucionaria Peronista (ARP), de la cual pasó a ser el Responsable Nacional universitario. Entre 1963 y 1964, siempre dentro de la línea “cookista” JUP, participó en diversos congresos y reuniones, entre ellos el del Consejo Nacional de Centros de Estudiantes de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y el Congreso Nacional de la JUP que tuvo lugar en La Falda, Provincia de Córdoba, donde fortaleció sus vínculos con el abogado Gustavo Roca, una figura con la que se volvería a reencontrar varias veces a lo largo de su militancia política. Ya recibido de abogado y tras la muerte de Cooke, ocurrida en septiembre de 1968, pasó a dedicarse a tareas relacionadas con la defensa de los presos políticos, los trabajadores y sus organizaciones gremiales. En ese mismo año, con la creación de la Confederación General del Trabajo de los Argentinos (CGT-A), liderada por Raimundo Ongaro, Gaggero pasó a formar parte del equipo de abogados de dicha central obrera, alineada con los gremios clasistas y combativos. Durante su labor en la CGT-A a través de Luis Cerruti Costa conoció y entabló amistad con los abogados Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde. A finales de la década de 1960 hizo frecuentes viajes a Paraná y continuó militando en grupos relacionados con el guevarismo dentro del peronismo revolucionario y en grupos sindicales de apoyo a la CGT-A así como trabajando en la delegación Paraná de la organización obrera. Durante 1969, Gaggero participó de las diversas puebladas que se desarrollaron en la Argentina desde su espacio de pertenencia política, el Frente Único de Resistencia (FUR), del cual fue uno de los miembros fundadores. Este era un grupo afín al peronismo revolucionario cuyos miembros se reivindicaban como “peronistas cookistas”, defendían la lucha armada, postulaban la unidad de las organizaciones revolucionarias e incluían entre sus filas a comunistas, socialistas, radicales, cristianos tercermundistas e independientes. Tenían vinculación orgánica y operativa con las Fuerzas Amadas Revolucionarias (FAR), con quienes realizaban operativos conjuntos en la ciudad de Paraná. Asimismo colaboraban ocasionalmente con miembros de Montoneros y el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP) y establecieron acuerdos con el Frente Revolucionario Peronista (FRP) que lideraba Armando Jaime y el Frente Peronista de Liberación (FPL) que lideraba Eduardo Salvide. A su vez, y debido a la militancia de su hermana Susana y su cuñado Luis Pujals, aparte de la larga amistad que mantenía con varios de sus principales referentes, Gaggero tenía una relación orgánica con el PRT-ERP. En ese período fue detenido y permaneció como preso político en la Cárcel de Caseros, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde estableció relación política y amistosa, entre otros presos políticos, con el abogado cordobés Alfredo Curutchet, con Julio Troxler y con Francisco René Santucho. El 17 de septiembre de 1971 fue secuestrado en Buenos Aires su cuñado Pujals, siendo Duhalde y Ortega Peña quienes asesoraron legalmente a la familia Gaggero, la cual organizó una Comisión de alcance nacional para lograr su aparición con vida. Desde esa fecha Pujals permanece desaparecido. En ese mismo mes de 1971 Gaggero formó parte del grupo de abogados que crearon la Asociación Gremial de Abogados (AGA) o “La Gremial”. En marzo de 1972 asistió al Congreso Provincial del Partido Justicialista (PJ) de Entre Ríos en la localidad de Villaguay, en representación de la Juventud Peronista y el FUR. Entre los días 17 y 18 de agosto de 1972 participó de la Primera Reunión Nacional de Abogados “Néstor Martins”, una instancia colectiva de debate de más de 350 abogados defensores de presos políticos y gremiales provenientes de todo el país y convocada por la AGA en la Federación Argentina de Box en Buenos Aires, en la cual fue elegido Secretario. Dos días antes del desarrollo de la Reunión, el 15 de agosto de 1972, las presas y presos políticos tomaron el penal de Rawson-con ayuda externa del PRT-ERP, las FAR y Montoneros-y protagonizaron una de las fugas más espectaculares de la historia argentina. Diez de ellos -Santucho, Enrique Gorriaran Merlo, Domingo Menna, Marcos Osatinsky, Roberto Quieto y Fernando Vaca Narvaja mas cuatro militantes que participaron de manera externa de la fuga- lograron llegar a Santiago de Chile mientras que otros diecinueve se rindieron públicamente y quedaron prisioneros en la Base Naval Almirante Zar de Trelew, donde fueron fusilados el 22 de agosto, sobreviviendo solo tres. Unos meses después de este hecho Gaggero participó de un Congreso de las distintas organizaciones del peronismo revolucionario que tuvo lugar en el convento de monjes benedictinos de la ciudad de Victoria, Provincia de Entre Ríos. Entre fines de 1972 y principios de 1973 Gaggero fue, en representación de una de las corrientes periféricas del Frente Revolucionario Peronista (FRP), uno de los fundadores del Frente Antiimperialista por el Socialismo (FAS), un Frente de masas político impulsado y promulgado por el PRT que agrupaba a organizaciones de todo el espectro ideológico de la izquierda radicalizada y del peronismo revolucionario así como grupos cristianos tercermundistas y sindicalistas clasistas. Luego de la fundación oficial del FAS, ocurrida en 1973, pasó a ser miembro de su Conducción y Consejo de Dirección. En mayo de 1973, viajando desde Paraná, participó también en el multitudinario acto de asunción del presidente Héctor J. Campora en Plaza de Mayo y en los sucesos conocidos como “El Devotazo”, cuando esa misma noche fueron liberados los presos y presas políticas de la cárcel de Villa Devoto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En marzo de 1973 la dirección del PRT había comprado a la Editorial Haynes los derechos del nombre y el archivo del viejo diario El Mundo, con la idea de convertirlo en un instrumento de masas dirigido por personas ajenas pero afines al Partido e instaló su redacción en el centro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El diario salió a la venta en julio de 1973. Gaggero, todavía militante del FRP y ya en el Comité Ejecutivo del FAS, comenzó desempeñándose como Vice Director junto al abogado de peronismo revolucionario Cerruti Costa. El 29 de septiembre de ese año un atentado con bomba –reivindicado por grupos de la extrema derecha peronista-destruyó gran parte de su casa de la calle Italia en Paraná. El 19 de noviembre de 1973 se produjo en la ciudad de Córdoba la unificación del FRP, a la cual se sumó el Bloque de Agrupaciones Peronistas de Paraná y Gaggero pasó a ser parte de la Conducción de la nueva organización unificada como parte de su Consejo Directivo junto a Armando Jaime, Juan Carlos Arroyo y Martín Federico, entre otros. El 8 de diciembre de 1973 asumió como Director, en soledad, del diario. Luego de sufrir varios atentados, allanamientos y una constante persecución, El Mundo fue clausurado el 14 de marzo de 1974 por decisión del gobierno del General Perón. Hubo un efímero intento de proseguir el proyecto con un diario llamado Respuesta Popular, con Gaggero como Asesor Jurídico, pero este nuevo medio fue también inmediatamente clausurado, nuevamente por Perón. Luego de la clausura del diario participó en julio de 1974 del IV Congreso Nacional del FAS en Tucumán, cuyo objetivo era el de proclamar la fórmula presidencial Agustín Tosco-Jaime en las elecciones presidenciales que tuvieron lugar luego de la renuncia de Cámpora a la presidencia de la Nación. En ese mismo mes la Alianza Anticomunista Argentina (AAA) o Triple A, en cuya primera lista de amenazados figuró Gaggero, asesinó a Ortega Peña. En agosto, junto a los abogados Curutchet y Silvio Frondizi, viajó a la Provincia de Catamarca para ejercer la defensa de un grupo de presos del PRT-ERP que habían intentado el copamiento del Regimiento 17 de Infantería Aerotransportada, hecho cuya secuela represiva fue conocida como la Masacre de Capilla del Rosario. El 10 de septiembre el que cayó victima de la AAA fue Curutchet, por entonces militante del PRT-ERP y con el que luego de compartir la cárcel Gaggero había mantenido estrecha amistad, participando incluso de clases en su Cátedra de la Escuela de Servicio Social de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC). Durante su funeral, que tuvo lugar en la ciudad de Córdoba, fue, junto a Tosco, uno de los oradores principales. El 27 de septiembre, luego del asesinato de Frondizi a manos también de la AAA, Gaggero pasó a la clandestinidad y -junto a Federico-se incorporó como militante orgánico del PRT-ERP, donde en un principio se ocupó del contacto del PRT con los partidos “burgueses” y “democráticos” de todo el espectro político, de la relación con las organizaciones revolucionarias peronistas excepto Montoneros y de la intermediación entre su líder, Mario Roberto Santucho, y diversos dirigentes políticos y revolucionarios. Miembro de la asociación sindical de periodistas La Gremial de Prensa, Gaggero fue uno de los creadores del Comité de Resistencia de la Prensa Popular, que luchó contra las clausuras de medios ligados a las organizaciones armadas y publicó un libro sobre los crímenes del “lopezreguismo”-en alusión a José López Rega- conocido como “El Libro Blanco” por el color de sus tapas, del cual se imprimieron 2000 ejemplares y para su difusión internacional fue llevado a Cuba por el escritor Haroldo Conti. A partir del 5 de noviembre de 1975 Gaggero se convirtió en el Director de la segunda etapa de la Revista Nuevo Hombre, que pasó a ser una publicación quincenal de política y actualidad financiada y editada por el PRT. La revista publicó diez números, siendo el último el correspondiente al 17 de marzo de 1976. A fines de 1975 Gaggero viajó a la ciudad de Villa Constitución, Provincia de Santa Fe, a cubrir periodísticamente y dar apoyo político a la lucha obrera que se dio en los establecimientos fabriles de la zona, hechos conocidos como “El Villazo”. El 29 de marzo de 1976, en un operativo de la policía bonaerense, fue asesinada su hermana Susana, embarazada, mientras se desarrollaba una reunión de la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR) convocada por el Comité Central del PRT-ERP en una quinta de la localidad de Moreno, Provincia de Buenos Aires. En los meses posteriores al golpe de Estado del 24 de marzo de ese año, Gaggero formo parte del núcleo de promotores de la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU), una organización formada en su mayoría por abogados defensores de presos políticos y gremiales y activistas por los Derechos Humanos que comenzó a operar en Buenos Aires y fuera de la Argentina para denunciar las violaciones a los Derechos Humanos. Para preservar su vida, el 31 de diciembre de 1976-clandestino, con documentos falsificados y por orden del PRT-ERP-partió al exilio rumbo a México DF. Allí mantuvo reuniones con miembros del PRT-ERP para analizar la situación de la organización y del país y también con otros dirigentes como el ex diputado Héctor Sandler o Ricardo Obregón Cano, el ex gobernador de Córdoba con quien discutió la idea de reflotar el proyecto de unión de Montoneros con el PRT-ERP, la Organización para la Liberación de Argentina (OLA), que había nacido a fines de 1975 ante la inminencia del golpe de Estado. De México viajó a Madrid, donde se rencontró con su esposa Alba Sager, y luego, en febrero de 1977, con su madre y sus hijos que también habían abandonado la Argentina. En esa ciudad se reunió con Enrique Gorriaran Merlo, uno de los líderes del PRT-ERP en el exilio, y con Duhalde, con quien trató su incorporación a la CADHU en el exilio como representante del PRT-ERP en la misma. Para la Comisión realizó diversos viajes colaborando con las tareas de denuncia sobre los crímenes cometidos por la dictadura cívico-militar argentina y en diversos momentos formó parte de su Delegación Exterior y de su Consejo Directivo. Tras pasar un periodo en España y debido a un grave deterioro de su estado de salud marchó a La Habana, Cuba, donde permaneció internado y en proceso de recuperación por siete meses. Tras dejar la isla viajó a México DF, donde reactivó su militancia y, en esa ciudad y en Panamá, se reunió con representantes de la insurgencia nicaragüense. Por decisión del Partido partió nuevamente a Europa, donde en Madrid visitó a su familia y luego se trasladó a París. Allí, junto a Rodolfo Matarrollo, su compañero de militancia en el PRT-ERP, en representación de la CADHU fue uno de los organizadores de la conferencia de prensa internacional donde tres militantes montoneras liberada de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA)-Sara Solarz de Osatinsky, María Miller de Pirles y Ana María Martí- denunciaron ante la Asamblea Nacional francesa los crímenes cometidos en dicho Centro Clandestino de Detención. Tras ese evento, conocido como el “Testimonio de Paris”, un grupo de miembros de la CADHU, entre los que se contaba Gaggero, partió hacia Ginebra para participar de la reunión del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que se reunía anualmente en esa ciudad suiza con el objetivo de pedir sanciones y condena para el régimen argentino. Con resultados negativos en la votación, regresó a Francia y en Paris asistió a un encuentro de militantes del PRT-ERP en el exilio llevando al mismo el pedido de los revolucionarios nicaragüenses de la necesidad de contar con cuadros militares para la etapa final y la posterior de la insurrección popular en marcha en el país centroamericano. En ese encuentro, se decidió que Gaggero marchase a los Estados Unidos para reforzar las denuncias contra la dictadura en ese país y acompañar la visita del político argentino Oscar Alende al mismo. También debía asumir la dirección del periódico Denuncia, un mensuario ligado a las estructuras del PRT-ERP que se editaba y publicaba en Estados Unidos y se distribuía en otros 17 países. Luego, uniéndose a una de las dos facciones en las que se dividió el PRT-ERP en el exilio luego de la caída de su cúpula en julio de 1976, la liderada por Enrique Gorriaran Merlo, a fines de 1979 se sumó a la lucha insurreccional y revolucionaria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nicaragua. Allí, una vez triunfante la Revolución Sandinista, Gaggero trabajó como Asesor del Ministro de Justicia y miembro de la Asesoría Legislativa en el Ministerio de Justicia de Nicaragua. Como periodista, tuvo una columna diaria sobre política internacional en Radio Sandino. En 1982, durante el conflicto bélico de Malvinas y la invasión israelí a El Líbano, viajó a Trípoli, Libia, donde participó-en teórica representación del PRT-ERP- del Congreso Internacional contra el Imperialismo, el Colonialismo, el Sionismo y el Apartheid organizado por el líder libio Muammar El Gadhafi, al que asistieron, entre otros, los dirigentes justicialistas Carlos Saúl Menem y Herminio Iglesias. En ese Congreso Gaggero tuvo contactos y entrevistas con el representante de la revolución iraní, Ayatollah Ali Montanzeri y con representantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una de las organizaciones que conformaba la Organización para la Liberación de Palestina. Por su activa participación en la Revolución y en la operación en que murió el ex dictador Anastasio Somoza en Asunción, Paraguay, Gorriaran Merlo ocupaba un alto cargo en el Ejército Popular Sandinista y era uno de los cuadros principales del Ministerio del Interior de dicho país. En conjunto con Gaggero comenzaron a pensar la idea de la formación de un Movimiento revolucionario que funcionase en la Argentina post-dictatorial, al que provisoriamente llamaron Movimiento Revolucionario General San Martin (MRGSM). En 1984 Gaggero regresó de su exilio, retomó su trabajo como abogado y fue uno de los miembros fundadores de la revista Entre Todos, que actuó como disparadora de la posterior formación del Movimiento Todos por la Patria (MTP), predecesor del MRGSM, en 1986. En 1987 Gaggero dejó de pertenecer al MTP. Entre 1992 y 1995 militó en el Frente Grande (FG). En agosto de 1994 fue parte de la Convención Nacional Constituyente que tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe como asesor del diputado y convencional constituyente Fernando “Pino” Solanas. Como docente universitario en 1997 fue candidato a Rector de la Universidad Nacional de Comahue (UNC) en Neuquén y luego se desempeño como Co-Titular de la Cátedra “Pensamiento político del Che” o ”Cátedras Che Guevara” en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. En el año 2000 fue candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de la Resistencia. En 2020 presentó su libro de memorias “Un viaje hacia las utopías revolucionarias”.

Bedoian Djivelekian de Ikonicoff, María

  • Pessoa singular
  • 1951-1977 (Desaparición forzada)

Nacida el 6 de diciembre de 1951 diciembre en Villa Luján, San Miguel de Tucumán, Tucumán. De ascendencia armenia. Casada con Ignacio Ikonicoff, con quien tuvo una hija. Militó en los Comandos Populares de Liberación (CPL), Montoneros y Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos (PROA). Fue secuestrada en un operativo ilegal de detención el 12 de junio de 1977 a las 04 horas en su domicilio de Larraya 1740, Mataderos, Capital Federal. Caso incluido en causa judicial en que se investigaron, probaron y condenaron delitos de lesa humanidad. Sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 de Capital Federal en Causas Nº 1261 y 1268 (Jefes de Área), año 2009.

Hopen Etinger, Daniel Saúl

  • Pessoa singular
  • 1939-1976 (desaparición forzada)

Daniel Hopen nació el 1 de agosto de 1939. A principios de la década de 1960 militó en el grupo trotskista Palabra Obrera (PO), cuya política de entrismo en el Movimiento peronista propuso su líder “Nahuel Moreno”. Estudió la carrera de Sociología en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde tuvo militancia estudiantil como referente principal-junto a Horacio González- de la agrupación Lista de Izquierda Mayoritaria (LIM). Como delegado estudiantil en lo que por entonces se conocía como Delegación Estudiantil, se desempeño también en el Consejo Directivo de dicha Facultad. El LIM era una agrupación de tendencia antiimperialista que reunía a trotskistas morenistas, marxistas, miembros de la “nueva izquierda” y peronistas de izquierda inorgánicos. El LIM surgió luego de la desaparición del MAR y liderado por Hopen en 1964 realizó una alianza con el Movimiento Universitario Reformista (MUR), donde militaban miembros del Partido Socialista de la Izquierda Nacional (PSIN) y del Movimiento de Liberación Nacional (MLN -Malena). Hopen se destacó por esos años como un orador brillante, cualidad reconocida aun por sus adversarios y enemigos políticos, habiendo sido calificado como el mejor orador del trotskismo argentino en la década de 1960. En 1965 el LIM rompió su alianza con el MUR y se alió, en un Frente Antiimperialista, con la Tendencia Antiimperialista Universitaria (TAU). En ese mismo año de 1965 Hopen se encontró entre los miembros fundadores del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), formado por un desprendimiento de PO junto a los miembros del Partido Indoamericano dirigido por Mario Santucho. Con la formación brazo armado del Partido-el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP)-sin perder su pertenencia al sector leninista del Partido, Hopen se encuadró dentro del Frente Cultural del PRT-ERP, siendo también uno de los ideólogos y promotores del Frente Antiimperialista de Trabajadores de la Cultura (FATRAC). Desde el FATRAC fue uno de los principales críticos latinoamericanos a los programas financiados por fundaciones norteamericanas, a las que acusaba de ser tapaderas del imperialismo y de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), tal fue el caso de su crítica al “Proyecto Marginalidad” de la Fundación Ford. Como docente universitario o se desempeño en la carrea de Sociología de la Facultad de Filosofía y Letras, desde donde participó de la experiencia llamada Cátedras Nacionales. También se desempeño como Profesor en la Carrera de Sociología de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Como periodista escribió para la revista El Combatiente-órgano de prensa del PRT-y Nuevo Hombre, entre otras. Siempre dentro de la línea ideológica del guevarismo que buscaba puentes con el Movimiento peronista, en enero de 1973 y en divergencia con las posiciones de la OPM en referencia a las elecciones del 11 de marzo de 1973, Hopen se abrió del PRT-ERP y pasó a formar parte-como uno de sus principales referentes- del Ejército Revolucionario del Pueblo-22 de Agosto (ERP-22 de Agosto o ERP-22). Entre 1973 y 1976 tuvo una estrecha relación en cuestiones políticas y operativas con la organización Montoneros, colaborando también como periodista con la Revista El Descamisado. principios de 1976 mayo comenzó a colaborar con la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU) en la recopilación de denuncias sobre asesinatos y desapariciones ocurridas en Argentina luego del Golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. El 17 de agosto de 1976 a las 21.00 horas, al salir de su domicilio acompañada de su esposa Evangelina “Mónica” Carreira para dirigirse a la sede del Partido Socialista de Boedo, fueron víctimas de secuestro en un operativo ilegal de detención llevado a cabo por fuerzas del Ejercito. Desde entonces permanece desaparecido. Según testimonios de ex detenidos en la Superintendencia de Seguridad Federal del Departamento Central de la Policía Federal Argentina-por entonces llamada Coordinación Federal- en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aportados en la Causa Nº 13/84 o Juicio a las Juntas de 1985, fue visto con vida y sometido a feroz tortura en el tercer piso de dicho Centro Clandestino de Detención (CCD). La desaparición de Carreira y Hopen fue mencionada por el abogado Gustavo Roca, uno de los miembros fundadores de la CADHU, en su deposición testimonial ante el Subcomité de Organizaciones Internacionales del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos ocurrida en Washington D.C., el 28 de septiembre de 1976. Por decisión de la Ordenanza 24.169 del Concejo Deliberante de la ciudad de Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, la calle antes llamada Oswald Menghin pasó a llamarse Daniel Hopen. Menghin fue un antropólogo austriaco y nazi Ministro de Educación de Adolf Hitler que después de la Segunda Guerra Mundial huyó a la Argentina donde se desempeño como Profesor de Filosofía y Letras en la universidad de Buenos Aires (UBA) hasta que en 1965, luego de una denuncia presentada por Hopen que expuso su ideología y trayectoria, fue expulsado de la misma.

Taboada de Dillon, Marta Angélica

  • Pessoa singular
  • 1942-1977 (desaparición forzada) - 2011 (identificación de restos)

De familia paterna de origen salteño, nació el 5 de agosto de 1945 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Cursó sus estudios primarios y secundarios en el College Français de Buenos Aires (institución católica antecedente del Liceo Franco Argentino Jean Mermoz), La Pampa y 3 de Febrero, Belgrano, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Estudió la carrera de abogacía en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA). Contrajo matrimonio con Dillon, con quien tuvo tres hijos-Andrés, Juan y Santiago- y una hija-Marta- y de quien posteriormente se separó. Aparte del ejercicio de la abogacía, entre los trabajos que realizó luego de la separación para poder sustentar a sus hijos e hija, se hallaron las de confección de artesanías y la apertura de un jardín de infantes en el barrio de Flores, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Luego del asesinato del Diputado Nacional Rodolfo Ortega Peña el 31 de agosto de 1974, desde la clandestinidad Eduardo Luis Duhalde y Haroldo Logiurato se abocaron a la construcción de una organización de características político-militares llamada Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos (PROA), a la que Taboada se sumó en sus comienzos, hacia principios de 1975. Organizados en células compartimentalizadas, durante los primeros tiempos algunas de las reuniones clandestinas se llevaron a cabo en la casa quinta familiar de los padres de Taboada, en la localidad de Moreno, Provincia de Buenos Aires. En ese mismo año y debido a su cercana relación de militancia y amistad Taboada pasó a ser la apoderada legal de Duhalde y su familia, todos ya en la clandestinidad. Luego del golpe militar de 1976 marzo 24 el cerco represivo comenzó a estrecharse sobre los militantes del PROA y se decidió que los más acosados, entre ellos Duhalde, dejaran el país rumbo al exilio. Duhalde se negó a hacerlo antes que su familia estuviera a salvo y así, de manera clandestina y por vía terrestre, Taboada ayudó a Laura Bartolucci-la esposa de Duhalde, embarazada de seis meses-a escapar al Uruguay, retornando luego a Argentina. Por su militancia previa y la militancia casi dual que mantenía en el Frente Revolucionario 17 de Octubre (FR-17), Taboada fue una de las encargadas de mantener los contactos entre ambas organizaciones con vistas a limar las divergencias existentes para luego poder realizar acciones conjuntas y, de ser posible, fusionarse. Era, además, pareja de Juan Carlos “El Negro” Arroyo, uno de los principales dirigentes del FR-17. A comienzos de 1976 Taboada comenzó su colaboración con la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU). Una de sus tareas principales fue la de ayudar a salir del país a militantes que escapaban del aparato represivo, por lo que a tales fines realizó numerosos viajes a lugares de frontera. Taboada debió huir del barrio de Flores y refugiarse en Moreno, Provincia de Buenos Aires, ya que su casa y el jardín de infantes habían sido identificados por los Servicios de Inteligencia al ser usada para enviar y recibir correspondencia tanto del PROA como de la CADHU. La secuencia represiva en que se produjo su caída tiene dos versiones diferentes. Una, asegura que comenzó con la cacería realizada contra los ex miembros del Frente Revolucionario Peronista (FRP) incorporados ya al FR-17. Tras la caída de una de sus integrantes, que vivía en una casa cuya garantía propietaria era Dillon-ex-esposo de Taboada-, el 28 de octubre de 1976 los represores llegaron a la casa de calle Claudio María Joly 143, Moreno, Provincia de Buenos Aires, donde ella vivía junto a sus cuatros hijos y otra militante del FR-17, Gladys del Valle “La Gorda” Porcel de Puggioni-embarazada de cinco meses-y sus dos hijos. Los represores tomaron la casa, en esos momentos ocupada solo por los seis niños y una adolescente que los cuidaba, y esperaron la llegada de Taboada y Porcel. Sospechando el cerco, Arroyo se acercó a la casa para intentar rescatarlas pero todos fueron heridos y apresados víctimas de un operativo ilegal de detención. La otra versión indica que Arroyo y Taboada llegaron juntos a la casa de Moreno donde estaban ya prisioneros Porcel con sus hijos y los hijos de Taboada. Al verla rodeada, ambos intentaron romper el cerco para rescatar a su compañera y a los niños y niñas pero los tres adultos fueron heridos, apresados y secuestrados en un operativo ilegal de detención. Ignacio Ikonicoff, el miembro de la CADHU que ante la salida al exterior de los principales referentes tanto de PROA como de CADHU era el encargado de elaborar los boletines e informes sobre las violaciones a los Derechos Humanos que sacaba del país vía diplomática, denunció el secuestro y desaparición de “Lucrecia”- nombre falso usado por Taboada, con quien trabajaba en contacto estrecho-pidiendo que se le avise inmediatamente a Duhalde, en una carta fechada en Buenos Aires el 12 de noviembre de 1976. Testimonios de sobrevivientes dieron cuenta que Taboada, fue vista con vida en el Centro Clandestino de Detención (CCD) ProtoBanco-Puente 12-División Cuatrerismo-Brigada Güemes, Autopista Richieri y Camino de Cintura, La Matanza, Provincia de Buenos Aires. Embarazada de mellizas producto de su relación con Arroyo, los testimonios de las y los sobrevivientes aseguran que sus hijas murieron al momento del parto clandestino debido a las torturas recibidas por su madre. Taboada fue luego asesinada el 3 de febrero de 1977 a las 02.05 en un enfrentamiento fraguado por las fuerzas represivas en la esquina de las calles Santamarina y Chubut, Ciudadela, Partido de 3 de Febrero, Provincia de Buenos Aires. El asesinato de Taboada fue parte de la secuencia represiva conocida como Masacre de Ciudadela, que tuvo lugar entre el 30 de enero de 1977 enero 30 y 3 de febrero de 1977 en dicha localidad bonaerense. Su cuerpo, con múltiples impactos de bala, fue llevado-junto a los de las otras víctimas de la Masacre- a la morgue del Hospital Ramón Carrillo de Ciudadela y luego fue inhumado administrativamente como NN en el Cementerio de San Martin, Provincia de Buenos Aires. La partida de defunción, también fraguada, dio como lugar de los hechos la calle Costa al 500 y algunos testigos de época afirmaron que los hechos ocurrieron en Acosta y Avenida Díaz Vélez, ambos de Ciudadela. En junio de 2011 actuando por decisión de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)-siguiendo el procedimiento de identificación por ADN-logró identificar sus restos, que fueron definitivamente inhumados el 27 de agosto de 2011 en la bóveda familiar del Cementerio de Moreno ante una multitud reunida para la ocasión. Entre los oradores que la despidieron, se hallaba Duhalde-por entonces Secretario de Derechos Humanos de la Nación-junto a su familia. Su caso formó parte de la Causa 3393/2007 o Causa Cuatrerismo (Mancuso y otros) tramitada ante el Tribunal Oral Federal Número 6 de Capital Federal, cuya sentencia se dictó en 2018 octubre.

Duhalde, Eduardo Luis

  • Pessoa singular
  • 1939-2012

Eduardo Luis Duhalde nació en la Ciudad de Buenos Aires el 5 de octubre de 1939. Su padre, Jorge Luis Duhalde, fue un simpatizante de la Unión Cívica Radical (UCR) que apoyó al grupo Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (FORJA) y su madre, Nelly Hubert Sordo, una mujer con impronta religiosa católica. Por influencia materna cursó sus estudios primarios y secundarios en el Instituto San Miguel, ubicado en la calle Larrea entre Beruti y Juncal del barrio de Recoleta, en la Ciudad de Buenos Aires. Allí comenzó su militancia en el grupo de la Acción Católica y finalizó de cursar a los 15 años, edad para la cual ya había comenzado sus tempranas lecturas de poesía, autores clásicos, sociología, historia y política incluidos libros sobre marxismo- acompañado de quien sería su amigo y compañero, Emilio Jáuregui. Abandonando su formación educativa y militancia religiosa, Duhalde comenzó a definirse tempranamente como marxista-leninista. En la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), a la que ingresó a la precoz edad de 16 años, luego de un breve paso por Humanismo –el ala universitaria de la Democracia Cristiana– formó parte del Movimiento Universitario Reformista (MUR). Esta fue una agrupación que, juntando a socialistas de vanguardia (Partido Socialista de Vanguardia), radicales, desarrollistas, independientes y posteriormente comunistas, sostenía los principios de la Reforma Universitaria de 1918. En ella, Duhalde llegó a ocupar el cargo de Secretario. Fue en ese ámbito universitario donde a mediados de 1957 conoció a un estudiante a punto de recibirse y cuatro años mayor que él, quien luego sería su amigo y socio laboral, político e intelectual inseparable: Rodolfo Ortega Peña. También allí conoció a otra estudiante que sería su esposa y madre de sus tres hijos e hija: María Laura Bartolucci. En 1958 fue, siempre en representación del MUR, Vice-Presidente del Centro de Estudiantes y Consejero ante la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA). Ese mismo año promovió la visita a la Facultad de Celia Guevara, madre de Ernesto “Che” Guevara, para dar una charla de apoyo a la Revolución Cubana. También en 1958 participó, movido por la desilusión con las políticas aplicadas por el presidente Arturo Frondizi, de grupos de estudiantes que apoyaron las huelgas obreras contra la privatización del Frigorífico Lisandro de la Torre, en el barrio de Mataderos, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en lo que sería su primer acercamiento practico a las experiencias combativas del peronismo de la Resistencia. También dio apoyo a la huelga de los bancarios y a otras expresiones enmarcadas en la protesta contra la proscripción del peronismo y la implementación por parte de Frondizi del Plan Conintes. A comienzos de 1960, ya distanciado del MUR por desavenencias con algunos partidos de izquierda que lo conformaban –como el Partido Comunista y la Federación Juvenil Comunista– e influenciado notoriamente por las Revoluciones cubana y argelina y las ideas de Jean Paul Sartre y Franz Fanon, obtuvo el título de abogado e inauguró su primer estudio jurídico, asociado al abogado Mario Landaburu. En ese mismo año comenzó su viraje ideológico e hizo sus primeras armas en el periodismo en una publicación de orientación peronista-nacionalista revolucionaria llamada El Popular. En paralelo, como parte de sus aspiraciones movimentistas y revolucionarias, Duhalde tuvo un acercamiento al trotskista Partido Palabra Obrera (PO)-Peronismo Obrero Revolucionario (POR), liderado por “Nahuel Moreno” y en el que militaba su amigo Ángel “El Vasco” Bengochea. También se vinculó a su órgano de prensa, Palabra Obrera. La propuesta de “entrismo” en el Movimiento peronista que por ese entonces realizaba el POR no terminó de convencerlo y la relación no paso de ciertas simpatías. Entonces, acompañado por su amigo de Facultad Eduardo Jozami, tuvo acercamientos al Movimiento de Liberación Nacional (MNL o “Malena”) y a su desprendimiento, el Movimiento Nacional de Unidad Popular (MNUP), que tampoco prosperaron. Hacia 1962 consolidó su relación con Ortega Peña convirtiéndose, ante el alejamiento de Landaburu de su primer estudio, en su socio en un estudio jurídico. La actividad principal fue, por más de una década, la defensa de los presos gremiales y políticos sin distinciones de carácter ideológico o discriminaciones por pertenencia política. Por ese tiempo ambos amigos comenzaron a profundizar en el que sería uno de los campos más fructíferos de su intensa relación: la historiografía, enrolados en el campo del revisionismo histórico no “rosista” –término utilizado en referencia al historiador José María Rosa, con quien sin embargo mantenían excelente relación–. Las mayores influencias en el comienzo de este trabajo conjunto fueron la obra teórica de Juan José Hernández Arregui y los argumentos ideológicos de John William Cooke, pero se pueden destacar también los trabajos del propio Rosa, Arturo Jauretche, Raúl Scalabrini Ortiz, Rodolfo Puiggrós, Jorge Abelardo Ramos, Adolfo Saldías, David Peña, Eduardo Astesano, Ricardo Rojo y Fermín Chávez, entre otros. Con miras a acercarse al movimiento obrero organizado es también en esa época que, con la intermediación del abogado Fernando Torres, Duhalde y Ortega Peña ofrecieron sus servicios ad-honorem a la Confederación General del Trabajo (CGT). Ante la acuciante falta de abogados y equipos jurídicos que sufrían los sindicatos, se los aceptó inmediatamente y pasaron a ocuparse de los estudios jurídicos de la principal organización obrera del país. En la central obrera ambos participarían luego en el asesoramiento del Programa de Huerta Grande de junio de 1962 y también tomarían parte activa en los Planes de Lucha de los años 1963 y 1964, llegando a participar de algunas ocupaciones de fábricas. Duhalde había acumulado cierta experiencia como abogado en sindicatos debido a su relación con Andrés Framini, político y gremialista del peronismo combativo, fallido candidato electo a Gobernador de la Provincia de Buenos Aires en las elecciones de 1962 y dirigente principal de la Asociación Obrera Textil, en cuya campaña electoral participaron activamente tanto Duhalde como Ortega Peña. Como parte de su actividad como abogados de sindicatos llegaron a trabar relación Augusto Timoteo Vandor, Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). En 1963 también, comenzaron a publicar una serie de artículos sobre la banca Baring Brothers y su influencia en la historia argentina en el periódico El Compañero. El 4 de junio de 1964, Duhalde y Ortega Peña –acompañados de Ricardo Carpani, Manuel Belloni y José María Duhalde, entre otros– participaron de la fundación de un novedoso experimento político bajo la conducción de Hernández Arregui: Centros Organizados Nacionales de Orientación Revolucionaria (CONDOR). Ante la negativa de Cooke a incorporarse a la experiencia y debido a algunas desavenencias con Hernández Arregui relacionadas con la adhesión o no al movimiento peronista, prontamente abandonaron la organización. Ese año, a iniciativa de Joe Baxter –líder del Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara (MNRT)–, ambos recibieron, aunque la rechazaron, una invitación a visitar China para impregnarse de la experiencia revolucionaria maoísta. La relación de Duhalde y Ortega Peña con el MNRT se reforzó cuando actuaron como abogados defensores de los presos políticos resultantes de la “Operación Rosaura”, primera acción de envergadura de la guerrilla urbana argentina, ocurrida en Buenos Aires el 29 de agosto de 1963. Esa relación se volvió a activar en noviembre de 1964 cuando ambos, en representación del CONDOR, ayudaron a elaborar y firmaron un documento conjunto con el MRTA sobre el regreso de Perón a la Argentina. Allí se sugirió la creación de un Frente de acción común CONDOR-MRTA que intentase aunar los esfuerzos del peronismo revolucionario y el marxismo nacionalista, pero la unión no logró trascender el documento en común. Más allá del fracaso, Duhalde y Ortega Peña continuaron defendiendo a los presos del MRTA y aumentaron sus esfuerzos por lograr el crecimiento del CONDOR, al que seguían sosteniendo. La creación y fundación del Centro de Estudios Históricos Felipe Varelael 17 de octubre de 1964 y de la revista La Unión Americana, codirigida por ambos, como órgano de dicho Centro fueron parte de ese intento. Como refuerzo a las publicaciones de la revista, Duhalde y participaron de Ortega Peña participaron de un proyecto periodístico-político en la editorial Lanza Seca, que fue la que publicó el Documento del Frente y posteriormente el Manual de la Estafa (técnica de la ideología desarrollista), firmado por Cóndor. Jorge Rulli –histórico miembro de la Juventud Peronista, partícipe clave de la “Operación Rosaura” y uno de los fundadores de las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP)– fue el receptor de los esfuerzos que hicieron Duhalde y Ortega Peña para ayudar al desarrollo embrionario de esta Organización Político-Militar (OPM) del peronismo revolucionario durante 1963 y 1964. En este último año, ambos contribuyeron también, a través de aportes y discusiones, a la formación y desarrollo del Movimiento Revolucionario Peronista (MRP), fundado por Gustavo Rearte, aunque sin llegar a incorporarse orgánicamente al mismo. El 22 de enero de 1965, Duhalde fue arrestado por la policía, bajo la imputación de “desorden”, luego de un acto público realizado por la Agrupación 22 de Agosto en la Ciudad de Buenos Aires. En septiembre de 1965 la UOM editó, con una tirada de 20000 ejemplares, el primer libro escrito en conjunto por los abogados, titulado Felipe Vallese: Proceso al sistema, una detallada investigación que continuó y completó el trabajo iniciado por el periodista Pedro Barraza en el periódico El Compañero, aunque este fue ignorado al momento de la publicación. Un mes después de la publicación, cuando salían de un plenario gremial en la Sede de la CGT, Duhalde y Ortega Peña sufrieron un intento de asesinato, del que escaparon ilesos. La cercanía de Vandor con la llamada “Revolución Argentina”, golpe de Estado liderado por el General Juan Carlos Onganía en 1966 y su apuesta por un “peronismo sin Perón” determinaron que los abogados comenzaron a cortar sus vínculos con la UOM, aunque no existe certeza de las fechas exactas en que dejaron de tenerlos con la CGT. Luego de la ruptura, Duhalde y Ortega Peña se concentraron en su labor en el campo de la historiografía, como historiadores pero también como editores y referentes culturales. En 1966 crearon el Centro de Cultura Argentina “Carlos Guido Spano” y fundaron la editorial Sudestada. La editorial no solo sirvió de plataforma para la publicación de sus trabajos históricos sino que además se convirtió en una de las más influyentes de la época, con gran impacto entre la militancia y el estudiantado. Entre otras publicaciones, Sudestada re-editó el libro sobre Felipe Vallese. Alejados ya de Hernández Arregui, Duhalde y Ortega Peña se sumaron también como directivos y colaboradores al Instituto Juan Manuel de Rosas de Investigaciones Históricas –dirigido por Rosa– y formaron parte de la Comisión Asesora de la Comisión Nacional Pro Repatriación de los Restos del Brigadier General, cuyo objetivo era la repatriación de los restos de Juan Manuel de Rosas a la Argentina. Durante este período, ambos abogados realizaron frecuentes viajes a la ciudad de La Plata donde sostuvieron encuentros con militantes de la Federación Universitaria para la Revolución Nacional (FURN). Allí Duhalde estableció una relación estrecha Haroldo Logiurato. En marzo de 1968, Duhalde y Ortega Peña retomaron contacto con el mundo sindical a través de la recientemente creada Confederación General del Trabajo de los Argentinos (CGT-A), donde establecieron estrechos lazos con algunos de sus máximos dirigentes, como Raimundo Ongaro y Agustín Tosco. Sin alcanzar nunca un grado de militancia orgánica como el que caracterizó su relación con la CGT, participaron frecuentemente de charlas, encuentros y debates y colaboraron en diversas actividades políticas y jurídicas. El 29 de mayo de 1969, Duhalde y Ortega Peña participaron de la pueblada conocida como “El Cordobazo”. Ese año también sufrieron el primero de varios atentados con explosivos en su estudio jurídico de la calle Rodríguez Peña y debieron mudarse provisoriamente al estudio del abogado Mario Hernández, en calle Montevideo, frente a la Plaza Vicente López de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En los últimos años de la década de 1960 ambos abogados realizaron también colaboraciones con las revistas Cristianismo y Revolución y Patria Grande y fundaron el periódico Mundo Nacionalista en octubre de 1969. En 1970 el escritor Leopoldo Marechal inmortalizó al binomio en su novela Megafón, o la guerra, creando dos personajes llamados Barrantes y Barroso. También en 1970 Duhalde, junto a Ortega Peña y el abogado Ricardo Smith, tomó la defensa de Ignacio Vélez, militante de la organización Montoneros acusado de participar en el secuestro y muerte del General Pedro Eugenio Aramburu, cabeza del golpe de Estado de 1955. En marzo del año siguiente Duhalde y Ortega Peña asumieron en conjunto el caso de la desaparición de Rubén Bonet, uno de los principales dirigentes del Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP). Gracias a las gestiones realizadas, luego de varios días de detención ilegal, maltratos y torturas, Bonet fue legalizado y posteriormente liberado. En octubre de 1971 ambos abogados junto a Vicente Zito Lema y otros profesionales del derecho realizaron una huelga de hambre en solidaridad con el trato que se daba a los presos políticos en la cárcel de Villa Devoto y para evitar además su posible traslado al penal de Rawson. Esta labor como abogados de presos políticos se vio reforzada con incorporación a la Asociación Gremial de Abogados, creada en septiembre de 1971. “La Gremial” estaba formada, mayoritariamente, por abogados de la izquierda peronista o de la izquierda revolucionaria independiente, pero entre sus miembros había también socialistas, radicales de la Unión Cívica Radical y hasta conservadores. Tanto Duhalde como Ortega Peña se convirtieron muy pronto en referentes de la organización y, luego de quedarse sin lugar físico por un atentado a principios de 1972, utilizaron su sede estudio jurídico, mudándose luego a un nuevo lugar ubicado en Avenida Córdoba y Libertad, ambos en la Ciudad de Buenos Aires. Allí recibieron la visita de un alto funcionario italiano de la empresa Fiat que les pidió que intermediasen con la conducción del PRT-ERP para negociar la liberación del empresario Oberdan Sallustro, Director General de la empresa en Argentina secuestrado por un comando de esa organización el 21 de marzo de 1972. Lograron que el enviado de la empresa se reuniera con Mario Roberto Santucho en la cárcel de Villa Devoto, pero las negociaciones se vieron interrumpidas cuando la policía encontró la casa donde era mantenido prisionero. Allí, en un tiroteo Sallustro resultó muerto. A mediados de 1972, con el traslado de numerosos militantes de distintas organizaciones revolucionarias al penal de Rawson, Duhalde y Ortega Peña comenzaron a viajar con frecuencia a dicha ciudad para visitar a algunos de sus defendidos. El 15 de agosto de 1972 las presas y presos políticos, con apoyo externo, tomaron el penal y protagonizaron una de las fugas más espectaculares de la historia argentina. Inmediatamente de producida la fuga Duhalde y Ortega Peña, junto a un grupo de abogados de La Gremial, se trasladaron a Rawson y Trelew para iniciar la defensa de un conjunto de militantes que había sido detenido en el aeropuerto de esta última ciudad mientras intentaba tomar un vuelo a Chile. El 22 de agosto de 1972 los prisioneros fueron fusilados por personal de la Marina en la base naval Almirante Zar de la ciudad de Trelew. Dieciséis de ellos fueron asesinados y tres sobrevivieron. El mismo día de la masacre, Duhalde, junto a los abogados Gustavo Roca y Mario Abel Amaya, viajó a Chile para negociar con el presidente chileno Salvador Allende el traslado de los seis jefes guerrilleros a Cuba y evitar así su repatriación a la Argentina, tal cual solicitaba la dictadura del General Alejandro Lanusse. Dicha gestión culminó con éxito. Luego de los sucesos de Trelew, y sin abandonar La Gremial, Duhalde y Ortega Peña pasaron a formar parte de la Agrupación de abogados Peronistas (AAP), un desprendimiento formado por abogados identificados con el peronismo y molestos por la prescindencia política que la nueva conducción de aquella organización imprimió a su gestión. Duhalde y Ortega Peña participaron también del vuelo chárter que, después de 17 años de exilio, trajo de regreso al General Perón a la Argentina el 16 de noviembre de 1972. Con la llegada a la presidencia de Héctor Cámpora el 25 de mayo de 1973 y el nombramiento de Rodolfo Puiggrós como rector de la UBA, Duhalde fue designado Secretario de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la misma y desde allí fue uno de los principales impulsores del proyecto de la llamada Universidad Nacional y Popular de Buenos Aires (UNPBA). Fue nombrado también Profesor titular de la cátedra de Introducción al Derecho en la Facultad de Derecho de la nueva UNPBA y con Ortega Peña alternaron en la Presidencia del prestigioso Instituto de Historia Argentina y Americana Doctor Emilio Ravignani. Duhalde fue cesado de ambos puestos académicos en diciembre de 1973. A principios de 1973, Duhalde y Ortega Peña pasaron a formar parte del staff y del Comité Solidario de la revista Liberación, órgano de prensa del Ejército Revolucionario del Pueblo 22 de Agosto (ERP-22 de Agosto), colaborando en varios artículos. El 14 de junio de 1974, ambos lanzaron la revista Militancia Peronista para la Liberación. Con treinta y ocho números y quince suplementos titulados Cuadernos de Base publicados entre esa fecha y el 28 de marzo de 1974, la revista se convirtió en lectura obligada de diferentes sectores de la militancia de la época. En el marco de la creciente conflictividad política del período, la publicación fue clausurada antes de la aparición del número 39. Su continuadora, la revista De Frente con las bases peronistas, tuvo una vida efímera ya que publicó solo once números entre el 2 de mayo y el 25 de julio de 1974, cuando fue clausurada por decreto del gobierno de Isabel Martínez. El 13 de marzo de 1974 Ortega Peña asumió como diputado nacional ante la renuncia de ocho titulares de bancas pertenecientes a la Juventud Peronista Regionales, organización de superficie de Montoneros, en desavenencia con las modificaciones al Código Penal propiciadas por el gobierno de Juan Domingo Perón. Reacio a integrarse al Bloque del Frente Justicialista de Liberación Nacional (FREJULI), Ortega Peña creó su propio Bloque de Base y nombró a Duhalde como su Secretario Jurídico. Duhalde y Ortega Peña figuraron entre los primeros condenados a muerte de la Triple A. A seis días de la clausura de la revista De Frente, en la noche del 31 de julio de 1974, Ortega Peña fue asesinado en una emboscada tendida en la intersección de las calles Arenales y Carlos Pellegrini, en la Ciudad de Buenos Aires. El crimen fue reivindicado por la Triple A. El velatorio tuvo lugar en la sede de la Federación Grafica y los participantes del cortejo fúnebre y del entierro en el Cementerio de la Chacarita, donde Duhalde ofició de orador principal, fueron atacados por las fuerzas de Seguridad con un saldo de 214 detenidos. Tras la muerte de Ortega Peña, desde la clandestinidad y condenado a muerte por la Triple A, Duhalde se embarcó en la construcción de un nuevo proyecto político por fuera del peronismo: el Partido Revolucionario de los Obreros Argentinos (PROA). Desde fines de 1974 se le sumó Logiurato, quien había fungido como Secretario del Bloque de Base en el Congreso. Los estatutos del Partido los redactó Carlos González Gartland y entre sus miembros se contaban Carlos María y Marcelo Duhalde –hermanos de Eduardo–, Héctor Belingieri, José Voloch, Ignacio Ikonicoff, María Bedoian, Mario Hernández, Marta Taboada de Dillon, Pedro Insaurralde y Elida Galetti. Hacia fines de 1975, en un marco de creciente represión, publicaron un documento fundacional a modo de reportaje titulado “Nuestro perfil. Material de discusión” y el número 1 y único de una revista que llevaba el mismo nombre del Partido. Desde fines de 1975 Duhalde, junto a la mayoría de los miembros de PROA y otros abogados cercanos a su proyecto, pasó a ser uno de los principales propulsores de una organización que se dedicó a la denuncia de las violaciones a los derechos humanos en la Argentina: la Comisión Argentina por Derechos Humanos (CADHU), que más tarde cambiaria su nombre a Comisión Argentina de Derechos Humanos, constituida formalmente en abril de 1976 con los militantes del PROA como columna vertebral. Luego de la aprobación de su Declaración de Principios y su Estatuto en asambleas que tuvieron lugar entre julio y diciembre de 1976, se decidió que un grupo de sus miembros viajarían al exterior para amplificar el campo de denuncias y resguardarse de la represión. El 23 de junio de 1976 la Junta Militar incluyó a Duhalde en el listado de personas que figuraban en el Decreto de creación de la llamada “Acta de Responsabilidad Institucional”, privándolo así de todos sus derechos civiles y políticos y ordenando además la incautación de sus bienes y su captura. Comenzó entonces el proceso de salida del país, iniciado primero por su esposa e hijo, que concretó el 12 de septiembre de 1976 en compañía de Ana María Portnoy. Lo hizo vía Brasil. Luego de un paso por Portugal y España, llegó a La Habana el 30 de octubre de 1976. Ante la imposibilidad de realizar denuncias contra la dictadura a causa de las relaciones comerciales que la Unión Soviética mantenía con la Argentina, la familia Duhalde abandonó Cuba y se instaló en Madrid el 16 de diciembre de 1976. Los días 11 y 12 de junio de 1977 tuvo lugar la llamada “Masacre de Marcos Paz”, seguida de otros eventos represivos en los días posteriores. Entre asesinatos y secuestros seguidos de desaparición, la dictadura acabó totalmente con la estructura del PROA y de la CADHU en Argentina. En España, la actividad política de Duhalde se centró principal pero no exclusivamente alrededor de la CADHU, cuya Sede Central dirigió desde Madrid junto a Gustavo Roca, abogado con quien también el matrimonio Duhalde compartió estudio jurídico en dicha ciudad. En marzo de 1977, con ayuda del cineasta vasco Elías Querejeta, la CADHU publicó un libro redactado por Duhalde y Roca y nutrido por la información que los miembros del organismo habían logrado sacar clandestinamente del país que se convirtió en un hito en la denuncia internacional contra los crímenes de la dictadura. Se tituló Argentina: Proceso al genocidio, se tradujo a varios idiomas e introdujo categorías jurídico-políticas como las de “Terrorismo de Estado”, “genocidio” y “detenido-desaparecido”, además de denunciar el plan sistemático de tortura y exterminio que se daba en los centros clandestinos de detención. La CADHU se presentó ante todos los organismos internacionales que tuviesen sede en Europa y los Estados Unidos y también ante gran cantidad de parlamentos de ambos continentes. Entre las labores más destacadas cabe mencionar la participación en la denuncia pública realizada por tres ex prisioneras del centro clandestino de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) en la Asamblea Nacional francesa el 12 de octubre de 1979, la organización de un gran acto con la presencia de importantes personalidades internacionales en el Centro Cultural de la Villa de Madrid el 26 de marzo de 1981; la ayuda logística proporcionada a miles de exiliados y exiliadas en Europa y las constantes actividades de denuncia al régimen militar que gobernó argentina entre 1976 y 1983. Además, Duhalde fundó en Madrid en marzo de 1977 la Mesa Informativa de la Resistencia Argentina (MIRA) y participó de las actividades de organizaciones como Trabajadores y Sindicalistas Argentinos Exiliados (TYSAE), el Comité de Boicot al Mundial de 1978 (COBO), el Comité Argentino Unificado de Solidaridad Antidictatorial (CAUSA) o el periódico Correo Argentino. Fue además Secretario General del Centro Argentino de Madrid y fundó el órgano de prensa de dicho Centro llamado Presencia Argentina. En lo personal, en Madrid creó una agencia de trabajo temporal para exiliados y exiladas argentinas llamada Timming. Duhalde también impulsó la creación en México DF del Centro de Estudios Políticos Argentinos “Rodolfo Ortega Peña” y colaboró con la revista Propuestas, editada en ese país. En junio de 1983, basándose en el Informe que dio vida a Argentina: Proceso al genocidio, Duhalde publicó en España el libro El Estado terrorista argentino. En abril de 1984, Duhalde, todavía con pedido de captura vigente, regresó al país para presentar la edición argentina de su libro en la X Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Decidió no volver a España y comenzó una fructífera y polifacética labor en la Argentina post-dictatorial. Fue, junto a Rodolfo Mattarollo, Manuel Gaggero y González Gartland, uno de los miembros fundadores del Instituto de Relaciones internacionales, (IRI). Una de las apoyaturas para el funcionamiento del IRI fue Gorriarán Merlo, ex integrante de la cúpula del PRT-ERP, que aportó dinero para el alquiler, el sueldo de una secretaria y otros gastos varios. Las actividades principales del Instituto eran la organización de cursos sobre historia argentina y latinoamericana, política internacional, economía, sociología y filosofía para la formación de cuadros y militantes políticos. En política internacional difundían y apoyaban las actividades del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en Nicaragua y del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) en El Salvador. Otra actividad política importante del grupo fue la denuncia sobre la situación en Haití bajo la dictadura de Jean-Claude Duvalier. En 1985, en pos de seguir reinsertándose en la vida pública argentina a través de herramientas culturales, creo y dirigió la Editorial Contrapunto, emblema de los comienzos de la democracia. En ese año Duhalde viajó junto a González Gartland a la ciudad de Managua, Nicaragua, donde se entrevistaron con Gorriarán Merlo en la casa de Gaggero –otro ex integrante del PRT-ERP y la CADHU– con el objetivo de recabar financiación para el proyecto. Una vez instalada en el estudio jurídico de calle Tucumán 1438, la editorial publicó libros de historia y política que tenían que ver con el reciente pasado dictatorial pero también reimprimió libros censurados y destruidos en dictadura. Contrapunto y Duhalde tuvieron también excelente relación con Carlos “Quito” Burgos, el Movimiento Todos por la Patria (MTP) y la revista Entre Todos. Como periodista, en 1985 Duhalde cubrió el Juicio a las Juntas Militares para el diario La Voz. En esos primeros años de retorno a la democracia participó asimismo de la creación del periódico de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y de Denuncia, el publicación de la Asociación de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas; fue miembro y contribuyó a la labor del Secretariado Internacional de Juristas por la Amnistía de Uruguay, país con el que tenía antiguos vínculos desde su participación en la campaña electoral del Frente Amplio de Uruguay en Argentina en 1971; fue miembro del Consejo de la Presidencia de la Asociación Americana de Juristas en Argentina, organismo para el cual también desempeño actividades como observador internacional en varias misiones internacionales. En 1986 se creó Izquierda Democrática Popular (IDEPO), un partido político que surgió como desprendimiento del Partido Intransigente (PI) con Duhalde como motor de la idea y Néstor Vicente como cabeza visible, además de contar con figuras como González Gartland y el Coronel(RE) Luis Cesar Perlinger. Incluido dentro del Frente Amplio de Liberación (FRAL), el partido buscó alianzas con otras organizaciones de izquierda y centroizquierda. Para las elecciones presidenciales del 14 de mayo de 1989 el IDEPO venció en una interna al Movimiento al Socialismo (MAS) representado por Luis Zamora y Vicente fue candidato a presidente de la Nación en fórmula junto a Zamora. A partir del 13 de abril 1989 Duhalde se convirtió Director del diario Nuevo Sur, un proyecto periodístico de tirada nacional que, con financiación y línea editorial del Partido Comunista Argentino (PCA), estuvo en circulación hasta el 28 de diciembre de 1990. Ese año recibió el Premio Internacional al Periodismo otorgado por la Asociación Pro-Derechos Humanos de España por su labor incansable en al área de Derechos Humanos. A principios de la década de 1990, como Asesor en Derechos Humanos de la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), participó en una docena de misiones internacionales a zonas de conflicto en países tales como Guinea Ecuatorial, Nicaragua, Perú y Colombia. Por esa época retomó sus tareas de docente universitario en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, adonde se desempeñó como Profesor Titular Consulto de la cátedra de Derecho a la Información, creada de forma conjunta con los alumnos de la carrera de Comunicación Social de dicha facultad. A pesar de su oposición al gobierno del presidente Carlos Menem, en 1993 Duhalde se postuló para el ingreso al Poder Judicial de la Nación y ocupó, por casi diez años, un puesto como Juez de Cámara en el Tribunal Oral en lo Criminal Número 29 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En febrero de 2003 renunció anticipadamente a su puesto para dedicarse a apoyar de manera temprana la candidatura de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación. A tales efectos, había sido uno de los miembros fundadores del Partido Memoria y Movilización Social, surgido el 26 de julio de 2002. El 27 de mayo de 2003 fue nombrado por el presidente Kirchner Secretario de Derechos Humanos de la Nación, cargo que ocupó durante el mandato de Kirchner y los dos mandatos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, hasta el momento de su fallecimiento. Durante su gestión, Duhalde promovió que los Derechos Humanos en Argentina adquirieran carácter de política de Estado, en consonancia con las prioridades estipuladas desde el Ejecutivo. Durante los años que se desempeñó como Secretario de Derechos Humanos, se promovió la anulación de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida y del Indulto; se reiniciaron los juicios de lesa humanidad, con la Secretaría como querellante; se creó el Archivo Nacional de la Memoria, del cual Duhalde fue el mayor impulsor; se agregó un nuevo prologo a la reedición del Informe Nunca Más de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) que discutía la “teoría de los dos demonios”, postulado de base en el prologo original realizado por el escritor Ernesto Sábato; se consolidó el Consejo Federal de Derechos Humanos; se ampliaron las políticas reparatorias para las víctimas del terrorismo de Estado; se declararon por ley como Sitios de Memoria cientos de lugares donde habían tenido lugar violaciones a los derechos humanos durante el período 1975-1983, incluida una gran cantidad de centros clandestinos de detención; se ampliaron las políticas de Derechos Humanos a otros países del Mercosur; fueron organizadas más de veinte Unidades de Investigación sobre terrorismo de Estado; fue fundado el Observatorio de Derechos Humanos en ocho provincias y se impulsó el Plan Nacional contra la Discriminación. Como Secretario, Duhalde participó personalmente del seguimiento de algunos casos de acusados de crímenes de lesa humanidad y fue impulsor de la querella del Estado por la apropiación de la empresa Papel Prensa. El 15 de febrero de 2012 fue operado de urgencia en el Sanatorio de la Trinidad debido a una aneurisma en la aorta abdominal, operación de la que no se recuperó y que derivó en su fallecimiento el día 3 de abril. Sus restos fueron velados en la Sala Emilio Fermín Mignone de la sede de la Secretaría de Derechos Humanos y luego inhumados en el Cementerio de la Chacarita.

Carreira Castiglione de Tezanos Pinto, Evangelina Emilia

  • Pessoa singular
  • 1939-1976 (desaparición forzada)

Evangelina nació en la Ciudad de Buenos Aires el 12 de abril de 1939. Hija de Emilio Carreiro, abogado, defensor de presos gremiales del gremio ferroviario La Fraternidad, militante del Partido Socialista y diputado nacional electo en 1962. Evangelina cursó sus estudios secundarios en la Escuela Normal Nacional Superior “Antonio Mentruyt” de Banfield, Provincia de Buenos Aires, finalizando en la Promoción 1957. Trabajó como publicista. Se casó con Daniel Hopen, uno de los miembros fundadores del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Por influencia familiar comenzó su militancia política en el Partido Socialista, pero después la continuó en el Partido Revolucionario de los Trabajadores-Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT-ERP) y en su desprendimiento, el ERP 22 de Agosto (ERP-22), aunque manteniendo siempre la militancia socialista como cobertura de superficie. A principios de 1976 comenzó a colaborar con los que luego serian los miembros fundadores de la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU), todavía en formación. En mayo de 1976 cuando fueron secuestrados y desaparecidos Mario Hernández y Roberto Sinigaglia, abogados y prominentes miembros de dicha Comisión, Carreira- junto a Eduardo Luis Duhalde- ofreció su intermediación ante un agente de Coordinación Federal para lograr su libertad, sin que ambos pudieran lograr el objetivo. El 17 de agosto de 1976 a las 21.00 horas, al salir de su domicilio acompañada de Hopen para dirigirse a la sede del Partido Socialista de Boedo, fueron víctimas de secuestro en un operativo ilegal de detención llevado a cabo por fuerzas del Ejército. Desde entonces permanece desaparecida. Según testimonios de ex detenidos en la Superintendencia de Seguridad Federal del Departamento Central de la Policía Federal Argentina-por entonces llamada Coordinación Federal- en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aportados en la Causa Nº 13/84 o Juicio a las Juntas de 1985, fue vista con vida y sometida a feroz tortura en el tercer piso de dicho Centro Clandestino de Detención (CCD). La desaparición de Carreira y Hopen fue mencionada por el abogado Gustavo Roca, uno de los miembros fundadores de la CADHU, en su deposición testimonial ante el Subcomité de Organizaciones Internacionales del Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos ocurrida en Washington D.C., el 28 de septiembre de 1976. Su caso está incluido en causa judicial en que se investigaron probaron y condenaron delitos de lesa humanidad. Sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en Causas Nº 1261 y 1268 (Jefes de Área) en 2009 diciembre.

Bazán

  • Pessoa singular
Resultados 1 a 100 de 155